martes, 14 de febrero de 2012

Camomila. Un remedio ancestral para tu estómago



La manzanilla sea una de las principales aliadas para las personas con trastornos digestivos.

Artículo original de Estar Bien que nos cuenta que una de las plantas medicinales más utilizadas a modo de infusión en nuestro país es la camomila o manzanilla alemana. A nadie se le escapan los poderes digestivos de este remedio, pero la manzanilla no sólo se limita a ayudar a facilitar la digestión. También ha demostrado poseer importantes propiedades antiinflamatorias, espasmolíticas, antiulcerogénicas y sedantes. Por otra parte, su aceite esencial es antibacteriano y antifúngico.

Estas propiedades hacen que la manzanilla sea una de las principales aliadas para las personas con trastornos digestivos—dispepsia, indigestión y flatulencia— al contribuir a la expulsión de gases y producción de bilis y, además, para estimular el apetito y evitar náuseas y vómitos. La manzanilla o camomila también está indicada para los dolores cólicos e inflamaciones gastrointestinales, como gastritis o úlcera gástrica. "Uno de los responsables de esta actividad es el componente esencial alfa bisabolol, un compuesto que ha demostrado ser capaz de proteger la mucosa gástrica frente al alcohol e indometacina cuando es administrado por vía oral a animales en experimentación", apunta Teresa Ortega, vicepresidenta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito) y profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid.

Leer noticia completa en nuestra Unidad de Medicina Dietética y del Sobrepeso

No hay comentarios: