martes, 18 de octubre de 2011

El ozono mejora la piel en profundidad



Las aplicaciones estéticas de la ozonoterapia abarcan desde oxigenar los tejidos dérmicos hasta tratar la celulitis

Artículo original de María Madrigal para Estar Bien que nos cuenta que el ozono es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno, que se forma por la combinación de una molécula de oxígeno (O2) con un átomo de oxígeno (O). Aunque siempre que se nombra el ozono nos acordamos de la famosa capa que nos protege de las radiaciones ultravioletas, haciendo de filtro, esta molécula tiene otras aplicaciones más directas e igualmente beneficiosas para nuestra salud.

Poderoso antiséptico
El tratamiento con ozono, denominado ozonoterapia, es utilizado para tratar determinadas patologías, sobre todo en traumatología y reumatología. Pero en el campo de la dermatología y de la estética también tiene sus aplicaciones. La principal cualidad del ozono sobre la piel es que es un potente antiséptico, por lo que en dermatología se utiliza principalmente "en desinfección de heridas y úlceras cutáneas, sobre todo asociadas a problemas vasculares", explica para BIEN Mª Paz Cerdá, dermatóloga y vocal de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). "La aplicación de esta molécula se puede realizar de forma tópica, en heridas e infecciones cutáneas; y por vía venosa, para oxigenar y mejorar la piel. La tópica se aplica con los aparatos que generan ozono, mediante unos terminales que logran que se concentre mucho ozono por centímetro cuadrado en zonas determinadas de la piel. Así se consigue oxigenar la piel y sobre todo provocar un microclima poco adecuado para la proliferación de bacterias, hongos e incluso de virus, por lo que se utiliza en lesiones infecciosas de piel", afirma la especialista.

Leer noticia completa en nuestra Unidad de Ozonoterapia

No hay comentarios: