martes, 14 de septiembre de 2010

Nuevos biomarcadores genéticos pueden detectar la artrosis de forma precoz




La artrosis es la enfermedad reumática más común entre la población adulta, de hecho, el 70% de los mayores de 50 años padece esta enfermedad en sus manos, un 40% en los pies, un 10% en las rodillas y un 3% en las caderas.
A pesar de que está ligada a la edad, y que todavía algunas personas no acuden al médico ante los primeros síntomas por creer que la degeneración que produce no tiene tratamiento, estas cifras reflejan la importancia de esta patología y la necesidad de invertir grandes esfuerzos en la investigación, tanto de su origen como de su desarrollo, para conseguir un tratamiento cada vez más individualizado en cada paciente.

“Hemos avanzado mucho en este campo, sobre todo a nivel patogénico, pero existe todavía una gran necesidad de buscar biomarcadores genéticos y proteínicos que ayuden en el diagnóstico precoz de la artrosis en su fase asintomática”. Así lo indica el Dr. Francisco Blanco, coordinador de Investigación del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña y director científico del Instituto de Investigación Biomédica de la misma ciudad (INIBIC). “Cuando los síntomas salen a la luz, el daño articular es ya tan grande que las actuales terapias tienen una dificultad añadida para ser eficaces”.

Leer el artículo completo en nuestra Unidad de Medicina Regenerativa

No hay comentarios: