jueves, 5 de noviembre de 2009

¿Por qué es tan importante dejar de fumar?


El tabaco sigue siendo la causa de muerte más fácil de prevenir. Fumar cigarrillos es responsable de aproximadamente un tercio de todas las muertes por cáncer en los países occidentales cada año. Por un lado, el tabaco es el factor de riesgo de cáncer de pulmón más importante, es el responsable de más del 80% de los cánceres de pulmón. Pero el tabaco también se relaciona con otros tipos de cáncer, como el cáncer de esófago, de laringe, de riñón, de páncreas y de cuello del útero.

Asimismo, fumar aumenta el riesgo de otros problemas para la salud, como ciertas enfermedades crónicas pulmonares y cardíacas. Fumar durante el embarazo puede también ser responsable del parto prematuro y del bajo peso al nacer del recién nacido. El hábito de fumar: una costumbre muy nociva para el cuerpo.

Según datos de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), el humo del tabaco se compone de más de 4.000 sustancias, incluyendo al menos 42 componentes que pueden favorecer la aparición de un cáncer en el ser humano. Los componentes más peligrosos que contiene el tabaco son: la nicotina, el monóxido de carbono y las sustancias irritantes y agentes cancerígenos.

El tabaco resulta aún más nocivo para la salud:

• Si se apura el cigarrillo hasta el final. La nicotina y los alquitranes se van acumulando en la zona más cercana al filtro. Así, si se fuma el cigarrillo hasta el final, la cantidad de sustancias nocivas es más elevada.

• Si se traga el humo. Cuando el humo se queda en el aparato respiratorio, la concentración de sustancias tóxicas absorbidas por el cuerpo aumentan.

• Si existen enfermedades previas del aparato respiratorio.

El humo del cigarrillo no sólo afecta al fumador, sino también a las personas que viven a su alrededor: familia, compañeros de trabajo, amigos, etc. Son los fumadores pasivos o involuntarios. Está comprobado científicamente que los niños menores de un año, hijos de padres fumadores, tienen una probabilidad dos veces superior de padecer asma, bronquitis, neumonía y otras enfermedades respiratorias que los niños de padres no fumadores. Este efecto está presente incluso si la concentración del humo en el ambiente es relativamente baja como, por ejemplo, cuando se fuma en un automóvil con las ventanas abiertas.

Referencias:

• Asociación española contra el Cáncer: www.todocancer.org

• QuitNet: www.quitnet.com

• Beneficios para la salud de dejar de fumar http://www.cancerpulmon.es/qphy_5.html

• Los riesgos para la salud del tabaco http://www.cancerpulmon.es/saber_mas_6.html

• Web de información a pacientes con cáncer de pulmón: www.cancerpulmon.es

Autor: M.C.
Fuente: www.salut.org
_____________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas, Dejar de fumar, Dejar el tabaco, Tratamiento antitabaco

No hay comentarios: