miércoles, 18 de noviembre de 2009

Alopecia androgenética, la más temida por ellos


Cada vez hay más tratamientos que demuestran eficacia para evitar la caída del pelo.

La calvicie es una de los problemas estéticos que más preocupan a los hombres, y uno de los cambios físicos que mayores alteraciones psicológicas provoca. Sobre todo en el caso de la alopecia androgenética (la más común de las alopecias), pues ésta se inicia siempre en la pubertad y comienza a hacerse evidente a partir de los 20 años.

Este tipo de calvicie se debe a la herencia poligenética (si el padre y el abuelo son calvos, es casi seguro que el hijo también lo sea) y a la acción hormonal. Se produce por "una miniaturización progresiva del tallo del pelo", explica Salvio Serrano, catedrático en Dermatología de la Universidad de Granada.

Entre los genes responsables se encuentran los que codifican la proteína 5- reductasa; que convierte la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), un andrógeno que actúa sobre los folículos pilosos (células de donde crece el cabello) transformando el pelo en vello, sobre todo en el cuero cabelludo.

Así, uno de los tratamientos que más eficacia ha demostrado para frenar la caída del cabello es finasteride, una sustancia que inhibe la acción de la proteína 5- reductasa, impidiendo así que ejerza su acción nociva sobre las células responsables del crecimiento del cabello pero que, debido al origen genético de la alopecia, deja de funcionar en el momento en el que se abandona.

El futuro para tratar la alopecia pasa por el transplante mediante cultivo in vitro de células madre derivadas del folículo, que generen nuevos cabellos para ser implantados. También se habla de láseres de 655 nanómetros, diseñados para su empleo a domicilio.

Tratamientos
Las terapias para tratar la alopecia son cada vez más eficaces, aunque el minoxidil y el finasteride son las únicas que se han ganado el reconocimiento de la comunidad científica.

Minoxidil tópico: Es un vasodilatador cuyo efecto en el cabello aparece tres meses después de iniciar el tratamiento , con una respuesta positiva entre el 30 y el 60 por ciento de los casos. Se aplica dos veces al día con el cuero cabelludo seco y limpio. "Los preparados tópicos tienen que penetrar en el folículo y llegar a su diana, cosa que no es tan sencilla, por lo que si se dispone de un tratamiento oral, lo preferimos", apunta el doctor Salvio Serrano.

Finasteride oral: Es un inhibidor de la 5 -reductasa, inductora de la alopecia. Se ha probado una mayor eficacia y seguridad que con el minoxidil. La mejoría se obtiene tras tres a seis meses de tratamiento, aunque es igualmente reversible tras el abandono del mismo.

Injertos de cabello: El tratamiento quirúrgico más actual consiste en tomar folículos de la zona occipital y trasladarlos a las alopécicas. Se reserva para cuando las demás terapias no son eficaces y debe ser ejecutado por manos expertas para un resultado adecuado.

"Contenidos e Información de Salud"
Estar BIEN 2009 - Noviembre 2009
_________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Medicina regenerativa, Plasma rico en plaquetas, Alopecia, Regeneración capilar,Regeneración folículos pilosebáceos

No hay comentarios: