lunes, 30 de noviembre de 2009

Estética rejuvenecedora


El paso del tiempo es implacable pero hay algunos signos del inevitable envejecimiento de la piel que pueden minimizarse.

A menudo resulta difícil orientarse entre tantos productos que prometen "detener el tiempo" y parece casi irremediable gastarse una pequeña fortuna para conseguirlo. Entre promesas imposibles y un gran escepticismo, un estudio publicado clarifica un poco las ideas y puede servir de orientación al comprobar que algunos métodos contra el envejecimiento cutáneo son realmente eficaces.

Un trabajo que efectuaron científicos de la Universidad de Michigan, en EE.UU, recogió los resultados de decenas de estudios realizados desde comienzos de la década de los noventa y concluye que, de todos los tratamientos que se encuentran disponibles, tres son los más eficaces: el ácido retinoico tópico, las inyecciones de ácido hialurónico y la reparación de superficie con láser de dióxido de carbono.

Entre retinol, ácido y láser
El retinol o vitamina A es uno de los productos estrella del que ya se había probado su eficacia en otro estudio efectuado en el 2007 en la reducción de las arrugas y la aspereza de la piel en las personas de mayor edad. Esta vitamina es liposoluble, indispensable para mantener en buen estado la piel y los ojos. Se conoce también como retinol por su importante papel en el funcionamiento de la retina. Tanto el retinol como sus derivados -los ácidos retinoicos- se han venido utilizando de forma eficaz en el tratamiento del acné. Produce un efecto peeling -descamación que renueva las células de la epidermis- estimulando la síntesis de nuevo colágeno.

Sus efectos dependen de la concentración que se use. Los dermatólogos y profesionales de la estética utilizan concentraciones altas que permiten exfoliar la piel hasta niveles profundos. Muchos productos cosméticos incorporan este principio, por lo que es interesante saber cuáles son las concentraciones ya que, si son elevadas, pueden producir irritaciones y, si son demasiado bajas, tener escasa eficacia. Es aconsejable utilizar los productos con retinol por la noche, cuando el proceso de renovación celular es mayor. Si se utilizan durante el día conviene asociar un buen protector solar porque el retinol aumenta la sensibilidad de la piel a la luz.

La reparación de la superficie cutánea con láser de dióxido de carbono es otro de los tratamientos de probada validez. Su eficacia reside en que remueve la dermis logrando la formación de nuevo colágeno. Otros estudios previos de la Universidad de Michigan han mostrado por qué algunos tratamientos de láser funcionan mejor que otros, menos potentes.

El ácido hialurónico es otro de los tratamientos validados por el estudio. Se usa para rellenar arrugas y líneas de expresión, como el surco nasogeniano, que va de la nariz a la boca. Esta sustancia está presente, en estado natural, en todos los tejidos vivos y el tejido dérmico contiene fibras de colágeno y moléculas de ácido hialurónico que retienen el agua y generan volumen. Su aplicación periódica subcutánea provoca la regeneración del colágeno propio. Algunos productos cosméticos también incorporan este principio por vía tópica.

Colágeno, elemento imprescindible
Todos estos tratamientos tienen un factor común: mejoran la apariencia de la piel estimulando la formación de colágeno nuevo. Esta proteína de la piel, situada debajo de la dermis, tiene como función principal mantener su estructura y elasticidad. Por este motivo, los estudios con colágeno son de importancia clave para desarrollar tratamientos contra el envejecimiento dérmico. En la piel joven el colágeno es abundante y con una estructura firme y homogénea, mientras que en la piel de más edad se encuentra en menor cantidad y de forma irregular, principal factor responsable del hundimiento de la piel y las arrugas.

Estos procesos propios del deterioro de la piel tienen su explicación bioquímica: en el envejecimiento cutáneo se incrementa la producción de la enzima colagenasa, cuya función es descomponer las proteínas de colágeno. Después, los fibroblastos -células de la estructura de la dermis- pierden su estado normal, se colapsan y provocan una nueva activación de las enzimas de descomposición. Con todo, aparece un circulo vicioso de deterioro y pérdida de estructuras dérmicas que conlleva que las personas mayores de 80 años tengan cuatro veces más colágeno descompuesto y desestructurado que las de 20 años.

El espesor y la elasticidad de la piel también padecen modificaciones: con la edad, la dermis pierde dos tercios o más de su espesor juvenil y se lesiona más fácilmente, lo cual se relaciona igualmente con la pérdida de estructuras de colágeno. Además la grasa también juega un papel importante en el aspecto del rostro. Una nueva técnica desarrollada recientemente podría perfeccionar la cirugía plástica facial. Ésta consiste en rellenar un compartimiento profundo de grasa que se encuentra en las mejillas con inyecciones -de grasa- para recuperar volumen y tensión de la piel, minimizando las arrugas y los pliegues que parten de la nariz hacia los extremos de los labios.

En la actualidad se utiliza un compartimiento más superficial en este tipo de técnicas para la recuperación de volumen, de modo que el nuevo descubrimiento abre un campo de investigación muy amplio. "Añadir volumen en lugar de estirar la piel no es nada revolucionario en la cirugía estética, pero la idea de restaurar el volumen en la grasa profunda, que afectará a muchas áreas de la cara, es un gran avance en nuestra forma de tratar el envejecimiento facial", explica Joel Pessa, cirujano miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica de EE.UU. y coautor del estudio mencionado.

Técnica individualizada
En el envejecimiento cutáneo hay una serie de factores biológicos que dependen directamente de la genética y del paso del tiempo. Además, también hay otros como son la exposición al sol, la contaminación, el consumo de alcohol y tabaco y el estrés que determinan que "las huellas del tiempo" no sean las mismas en pieles de la misma edad. La exposición a las radiaciones de la luz solar es una de las principales causas de envejecimiento cutáneo así como un factor de riesgo para desarrollar cáncer de piel.

Se recomienda una correcta protección evitando exposiciones demasiado directas y prolongadas. Cada vez más la cosmética incorpora, en las cremas hidratantes de uso diario e incluso en los maquillajes, factores protectores de los rayos UV. La dieta es una buena aliada de la cosmética: una ingesta abundante de frutas y verduras aporta las dosis necesarias de vitamina A y de principios antioxidantes. Los suplementos por vía oral de ácidos grasos esenciales, vitaminas y antioxidantes (la nutricosmética) también pueden resultar útiles.

Una crema para cada edad
Para minimizar los signos del envejecimiento puede ser útil seguir esta pequeña guía que varía dependiendo de la edad. Hacia los 30 años empiezan a aparecer las primeras arrugas. Para combatirlas pueden utilizarse productos exfoliantes de microdermoabrasión acompañados de un aparato masajeador que activa la circulación en el rostro. También son útiles los peelings químicos superficiales a base de ácido glicólico, a concentraciones bajas, y elegir cremas hidratantes más completas (con antioxidantes, vitaminas o activos) que mejoren la luminosidad.

A los 40, las cremas hidratantes deben ser de textura más rica y es el momento de utilizar cremas que actúen sobre el colágeno, como las que contienen retinol. Es recomendable potenciar la exfoliación para estimular la renovación celular que se enlentece a esta edad. Se muestran útiles los peelings químicos superficiales, el relleno de arrugas y el empleo periódico de toxina botulínica.

En la década de los 50, la menopausia provoca una serie de cambios hormonales que influyen en la piel. Los peelings más profundos y la reparación de la superficie con láser pueden mejorar su aspecto. El relleno de arrugas y del surco nasogeniano con ácido hialurónico son una buena opción. La toxina botulínica sigue siendo útil y los tratamientos con mesoterapia y radiofrecuencia pueden mejorar la flacidez.

A partir de los 60 años, los signos del paso del tiempo son mucho más marcados. Siguen siendo válidas las mismas opciones, a las que pueden sumarse complementos nutricionales a base de antioxidantes y antirradicales libres (vitaminas A-E-C, zinc, selenio y Beta-carotenos).

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_____________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Medicina estética, Peeling facial, Peeling químico, Plasma rico en plaquetas

Un estudio afirma que el 40% de los jóvenes tiene riesgo de enfermedad cardiovascular debido al sedentarismo


La hipertensión o la diabetes son patologías ligadas a un tipo de vida con escaso ejercicio físico.

Una investigación realizada por Salvador Zamora, catedrático de Fisiología de la Universidad de Murcia, afirma que el 40% de los adolescentes españoles de entre 13 y 18 años tiene un riesgo moderado de sufrir enfermedades como la hipertensión o la diabetes. Este experto señala que este riesgo cardiovascular está íntimamente ligado con la vida sedentaria de los jóvenes, y asegura que afecta al 41% de los niños y al 52% de las niñas de nuestro país.

El sedentarismo debe comenzar a considerarse como una patología, porque es la base y la razón de las principales alteraciones metabólicas como el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, afirma el profesor Zamora. Destaca el consumo de alcohol entre los más jóvenes como otro de los factores que contribuyen al incremento de los riesgos en enfermedades cardiovasculares y subraya que la ingesta de estas bebidas comienza a ser preocupante e incluso dramático en algunos casos.

El trabajo, titulado "Disminución del riesgo cardiovascular en adolescentes", recoge una investigación realizada entre 9.000 adolescentes de Granada, Murcia y Madrid. En él se señala que el 21% de los jóvenes tiene alguno de los cuatro factores de riesgo cardiovascular: hipertensión, colesterol alto, sedentarismo u obesidad. Las conclusiones establecen que el 0,5% de ellos manifiestan la totalidad de estos factores, por lo que son un colectivo con un riesgo elevado de sufrir complicaciones e incluso con posibilidades de fallos cardiovasculares.

La investigación del profesor Zamora también propone soluciones a esta situación. En el experimento, se utilizó un sistema combinado de educación nutricional y actividad física escolar a lo largo de un periodo de seis meses. Sus conclusiones destacan que con dos charlas semanales de 15 minutos y una planificación adecuada de las clases de educación física, el riesgo cardiovascular entre los jóvenes se redujo sobre un 15%, con una mejora notable de su estado de forma física y una reducción de su presión arterial. El experto asevera que la puesta en marcha de programas de este tipo es muy importante para mejorar la salud de los niños y adolescentes, pero reclama una mayor implicación política y social, así como un seguimiento pormenorizado de los mismos que asegure su efectividad real.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
____________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

Antioxidantes ¡Rejuvenece tu piel!


Procesos tales como la respiración, digestión y factores externos como al estrés, el tabaco, el alcohol o la contaminación, producen residuos denominados radicales libres.

Los radicales libres favorecen el envejecimiento, a pesar de que el organismo es capaz de desarrollar antioxidantes para contrarrestar la acción de los radicales libres, resulta beneficioso ofrecer un aporte extra fomentando el consumo de alimentos ricos en antioxidantes que actúen a modo de prevención, refuercen la salud de tu piel y puedas mantenerla joven por más tiempo.

Alimentos ricos en antioxidantes
Es imprescindible conocer los alimentos que en tu dieta diaria aportan una mayor cantidad de antioxidantes, inclúyelos y disfruta de una piel luminosa y joven.

Vitamina C
Fresas, kiwi, piña y cítricos en general. Tomates y vegetales frescos.

Vitamina E
Frutos secos, aceite de oliva Virgen y huevos.

Beta – carotenos
Frutas y verduras en tonos amarillos y naranjas.

Cobre
Frutos secos, legumbres y productos de soja.

Flavonoides
Ajo, cebolla, espinacas y coles. Té, cerveza y vino.

Glutatión
Patatas, espinacas, ajo y maíz.

Licopeno
Tomates, frescos y/o cocinados.

Selenio
Cereales integrales, levadura de cerveza y germen de trigo. Hígado, cebollas y espárragos.

Zinc
Levadura de cerveza, huevos, hígado y carnes.

Autor: Mujerdeelite
Fuente: www.mujerdeelite.com
______________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas, Medicina antienvejecimiento, Antioxidantes, Edad biológica, Radicales libres

Reducir un 30% el consumo de carne es beneficioso para la salud y para el clima, según investigadores


Un grupo de investigadores británicos y australianos señalaron que recortar la producción y el consumo de carne en un 30 por ciento, serviría para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y mejoraría la salud de los habitantes, especialmente la de los que más consumen este insumo.

Según este estudio, publicado en la revista médica "The Lancet" dentro de una serie de artículos sobre cambio climático y salud con motivo de la Cumbre del Clima que se celebrará el próximo mes de diciembre en Copenhague (Dinamarca), mejorar la eficiencia, incrementar la captura de carbono y reducir la dependencia de los combustibles fósiles no es suficiente para cumplir los objetivos de reducción de emisiones.

Así, según estos expertos, si todas estas medidas se combinan con la reducción del 30 por ciento en la producción ganadera y en la ingesta de productos cárnicos, se obtendrían "beneficios sustanciales para la salud de la población" y recortaría las emisiones.

Los investigadores detectaron que reducir el consumo de grasas saturadas de origen animal en los adultos de Reino Unido, rebajaría en un 17 por ciento las muertes prematuras por enfermedades cardíacas, es decir, que evitaría 18.000 muertes prematuras anuales. La misma medida evitaría hasta 1.000 muertes prematuras en la ciudad de Sao Paulo (Brasil).

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), un 18 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero proceden de la producción de carne.

Los expertos consideran que un aumento de la demanda de este producto, particularmente en países con economías emergentes, podría elevar la producción ganadera hasta un 85 por ciento en el 2030, desde los niveles del 2000.

No obstante, estos científicos opinan que es "necesaria" una acción global para maximizar los beneficios de un recorte en la producción y consumo de carne y que las ventajas medioambientales "pueden aplicarse sólo en aquellos países que actualmente tienen niveles de producción altos".

Autor: E.P.
Fuente: www.salut.org
______________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas, Dietética y nutrición

La esclavitud del cigarrillo


Fumar hace daño; es una verdad comprobada y absoluta. Recuerda el por qué.

Se le ha hecho una enorme publicidad al hábito de fumar, tanto en la televisión como el cine; por lo que algunos países resaltan enfáticamente —mediante advertencias de sus ministerios de salud—, las terribles consecuencias de ser un fumador activo. En este reportaje, refrescaremos nuestros conocimientos acerca de los peligros que representa para nuestra salud, en una lucha permanente por recuperar nuestro espacio y dejarlo libre de humo.

A pesar de que existe una correlación muy alta entre fumar y el cáncer de boca, pulmón, lengua y garganta, es también muy bien conocido —por los especialistas de la salud— que el monóxido de carbono presente en el humo del cigarrillo tiene un efecto nefasto sobre el aparato cardiovascular, relacionándose directamente con la aparición de arterioesclerosis y aumentando las probabilidades de sufrir un infarto fulminante.

Y es que son alrededor de 4000 sustancias tóxicas las que se introducen de forma voluntaria en el organismo. ¿Crees que no afectará tu salud? ¡Piensa otra vez! Ya que entre los principales componentes del cigarro están el alquitrán, las aminas aromáticas, el arsénico y el benceno, un cuarteto bastante cancerígeno, responsable de mutaciones y alteraciones celulares en cualquiera de las mucosas antes mencionadas, especialmente los alvéolos pulmonares.

Asimismo, el hábito del tabaquismo afecta el sistema nervioso, provocando alteraciones en el estado de alerta y el poder de concentración; por lo que es sumamente peligroso conducir y fumar, ya que las colillas encendidas pueden causar quemaduras o accidentes de tránsito serios.

Ciertamente, la nicotina esclaviza a la persona, convirtiéndose ésta en un títere del cigarrillo y creando una dependencia difícil de superar. Pero la batalla no está perdida, ya que existen estrategias efectivas para dejar de fumar, tales como el uso de parches, chicles, fármacos, terapias conductuales, hipnosis o meditación. ¡Así que sí es posible dejarlo!

Debemos recordar que fumar hace daño a todos por igual, ya que el aire contaminado convierte al que no fuma en fumador pasivo, adquiriendo los mismos riesgos. Por ello, la adicción a fumar quizá sea el hábito más egoísta y perjudicial que jamás haya existido.

Autor: MundoSalud
Fuente: http://mundosalud.portalmundos.com
_________________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas, Dejar de fumar, Dejar el tabaco, Tratamiento antitabaco

Enfermedad Arterial Periférica


La enfermedad arterial periférica afecta a millones de personas y lo preocupante es que muchísima gente no sabe que la padece ya apenas tiene síntomas. Un diagnóstico a tiempo es la mejor terapia para poder evitar problemas que pueden ser graves.

Definición, causas y factores de riesgo
La enfermedad arterial periférica (EAP), también llamada enfermedad vascular periférica, es un importante estrechamiento de las arterias. Se puede dar en cualquier arteria, pero principalmente ocurre en las arterias que suministran la sangre a las piernas. Su no tratamiento puede derivar en la amputación de una pierna.

Causas de la enfermedad arterial periférica
El estrechamiento de las arterias esta causado por la ateroesclerosis- la acumulación de ateromas (depósitos de grasa) dentro de las paredes de las arterias. Los ateromas suelen ser bastante pequeños al principio y generalmente no acarrean ninguna manifestación física. Sin embargo, con el tiempo pueden llegar a ser más gruesos, provocando un estrechamiento de las arterias y una reducción en el flujo sanguíneo.

Factores de riesgo en la enfermedad arterial periférica
  • Fumar es un hábito casi omnipresente en los pacientes con EAP.
  • Los demás factores de riesgo se agrupan en tres áreas diferentes: factores de riesgo de vida que pueden ser prevenidos o modificados, como la obesidad, las dietas desequilibradas y el exceso de alcohol.
  • Factores de riesgo que se pueden tratar como: hipertensión, colesterol alto, alto nivel de triglicéridos en la sangre, diabetes y enfermedad renal.
  • Por último, los factores de riesgo que no pueden ser alterados: un historial familiar complicado, por ser hombre; la menopausia prematura en mujeres y grupos étnicos específicos.

En la actualidad se están estudiando factores genéticos relacionados con el depósito anómalo de grasas y una tendencia especial a padecer enfermedades cardiovasculares

Signos y síntomas enfermedad arterial periférica
Muchas personas que sufren la enfermedad arterial periférica no presentan síntomas. Sin embargo, para aquellos que tienen síntomas, el más común es el dolor en la pierna, ya que el estrechamiento de la arteria condiciona la disminución del caudal de sangre que llega a las piernas y por consiguiente la oxigenación de esos tejidos. Con el ejercicio y caminando aumentan las necesidades por lo que esa falta de oxigenación se nota mas produciéndose un dolor isquémico. Esto se conoce como claudicación intermitente, como resultado del estrechamiento de la arteria femoral, debido a los ateromas.

La falta de flujo sanguíneo a las piernas causa otros síntomas como un débil crecimiento del vello debajo de la rodilla y un débil crecimiento de las uñas del pie, sensación de frío en los pies y la debilidad o incluso ausencia de pulso en las arterias de los pies.

Diagnóstico y pruebas que deben llevarse a cabo
La enfermedad arterial periférica se diagnostica a menudo con el índice de presión tobillo-brazo (ITB) un sencillo y útil procedimiento no invasivo que compara la presión arterial en los tobillos con la de los brazos y que puede realizar su propio médico de cabecera. Un médico examinará también el historial clínico y el familiar, así como los factores de riesgo ligados a las condiciones personales. Otra prueba no invasiva que puede comprobar si una determinada arteria esta bloqueada es el “Estudio Doppler o Ecografía Doppler”. El estudio utiliza ondas de ultrasonido para medir el flujo sanguíneo en las arterias de las extremidades inferiores y el efecto sónico Doppler. Un diagnóstico preciso es crítico, porque las personas con EAP tienen un riesgo de seis a siete veces mayor de padecer una enfermedad cardiaca o un ictus que el resto de la población.

La mayoría de los casos no necesitan otras pruebas más sofisticadas, pero si se necesita la cirugía o tratamiento endovascular, se puede llevar acabo un angio-TAC, una resonancia magnética o una ecografía intravascular para realizar un "mapa" de las arterias, ofreciendo una imagen más clara de la ubicación del estrechamiento de las arterias así como el estado de las arterias adyacentes.

Opciones de tratamiento de la EAP y prevención
El tratamiento de la enfermedad arterial periférica se basa en el tratamiento de la claudicación (dificultad para caminar por dolor vascular).

El tratamiento habitual consiste en la cesación de los factores de riesgo (tabaco, dieta, etc.), ejercicio físico (a veces puede ser suficiente caminar), fármacos vasodilatadores y cuando esto fracasa hay que recurrir a la cirugía o a la cirugía endovascular.

Junto con la corrección de los factores de riesgo, la terapia con fármacos puede contribuir a mejorar los síntomas.

Muchas personas que padecen la enfermedad arterial periférica no requieren cirugía. De todas maneras, una vez que los síntomas comienzan a ser graves, se requiere de ella.

Los procedimientos mínimamente invasivos principales que pueden tratar los casos severos de enfermedad arterial periférica se basan en técnicas endovasculares guiadas por imagen (recanalización farmacológica o mecánica de zonas obstruidas, dilatación con balón de estenosis e implantación de mallas metálicas o stents). La cirugía convencional (endarterectomía, by-pass, etc.) todavía juega un papel relevante y puede solucionar la gran mayoría de los problemas vasculares.

Pronóstico o expectativas de curación
La enfermedad arterial periférica crónica a menudo sólo puede ser controlada y no curada. Si la enfermedad no se gestiona adecuadamente, puede ocurrir que los pies y las piernas tengan heridas abiertas o infecciones, especialmente en pacientes con diabetes. La fase más grave de la enfermedad es la isquemia crítica de las extremidades (CLI, por sus siglas en inglés). En esta etapa los pacientes pueden empezar a sufrir gangrena, dando como resultado la amputación de la extremidad afectada.

Pautas de salud
El primer paso importante es dejar de fumar y llevar una dieta equilibrada con control del colesterol, manteniendo un peso adecuado. En el diabético controlar su azúcar o nivel de glucemia, bajar de peso y en el hipertenso regular la tensión arterial. También es importante aumentar la práctica del ejercicio, que en algunos casos, mejora los síntomas.

Enfermedad arterial periférica y remedios naturales
El doctor o especialista estudiará la conveniencia de tomar ajo o lecitina de soja para ayudar a evitar la acumulación de los depósitos de grasa en las arterias.

  • En caso de diabetes se tendrá en cuenta si es necesario aportar el oligoelemento cromo, infusiones de Stevia o tomar canela en polvo.
  • En la hipertensión plantas como el Espino albar o las Hojas de olivo suelen ser de gran ayuda.
  • Si es conveniente se puede tomar Ginkgo biloba que es una planta circulatoria que a la vez tiene un efecto antioxidante (no tomar con antiagregantes plaquetarios).
  • Por último, siempre hemos de tener en cuenta un aporte de antioxidantes ya que evitan que las grasas que ingerimos se oxiden y formen depósitos de colesterol.

Fuente: Portal de salud y terapias naturales
_____________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

Cada vez más cerca de la "era preantibiótica"


El abuso de los antibióticos incrementa las resistencias bacterianas y las alergias, disminuyendo los tratamientos.

Tos, dolor de garganta, fiebre, ¿quién no piensa en tomar un antibiótico que nos solucione rápidamente el problema? No es de extrañar, ya que el actual arsenal de antimicrobianos permite el tratamiento de la mayor parte de las enfermedades infecciosas, siendo los antibióticos uno de los pocos medicamentos que tienen capacidad curativa. Sin embargo, desde hace unos años se está produciendo un incremento de la resistencia microbiana a muchos de estos fármacos, para los que la resistencia era anecdótica hace sólo unas décadas. Los expertos muestran su preocupación por la posibilidad de un regreso a la "era preantibiótica" donde las infecciones no tenían tratamiento. "El aumento del número de bacterias patógenas resistentes a muchos de los antibióticos disponibles es un problema grave a tener en cuenta", matiza Jesús Blázquez, profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Cada año mueren alrededor de 25.000 pacientes en la Unión Europea por una infección causada por una bacteria multi-resistente. Aunque se intenta buscar antibióticos activos sobre nuevas funciones bacterianas, sólo se han identificado 15 con un mecanismo de acción novedoso. La mayoría se encuentran en fases tempranas de desarrollo y se dirigen contra bacterias para las que ya existen tratamientos.

Por esta razón, la acción fundamental para evitar las resistencias, se centra en hacer un buen uso de los antibióticos. Así, ante un cuadro viral como resfriados, catarros y gripes —que se da en el 85 por ciento de los casos— resulta infructuosa la aplicación de antibióticos, ya que no tendrán efecto sobre el agente que provoca la enfermedad. Éste es el mensaje que se pretendió dar con la celebración el 18 de noviembre del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, dado que se trata de una situación que puede desembocar en una emergencia pública, puesto que cada vez hay menos antibióticos disponibles, apunta el doctor José Campos, investigador de la Red Española de Investigación en Patología Infecciosa.

España encabeza alguna de las tasas de resistencias antibióticas más importantes de la UE y es uno de los países que más antibióticos consume, además, los españoles están entre los que más se automedican con estos fármacos y los que más los obtienen sin prescripción médica directamente de la farmacia —una práctica ilegal—.

Las alergias, más frecuentes
Otra de las consecuencias del uso indebido de un fármaco es la reacción alérgica al mismo. De este modo, un 15 por ciento de la población española puede sufrir alguna reacción adversa tras su toma. De hecho, según un informe de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), la alergia por medicamentos es el tercer motivo de consulta al alergólogo, después de la rinoconjuntivitis y el asma.

Y es que el uso prolongado y recurrente de antibióticos puede ocasionar una reacción alérgica a los mismos. Según explica la doctora Nancy Ortega, alergóloga del Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, casi la mitad de las reacciones alérgicas a medicamentos se deben a los antibióticos betalactámicos (penicilina y derivados, como amoxicilina y cefalosporinas). Les siguen los antiinflamatorios no esteroideos y los antibióticos quinolonas, anestésicos locales, sulfamidas, tetracicilinas y macrólidos.

Los síntomas más frecuentes son los de la piel, como erupciones, enrojecimiento, urticaria o inflamación, aunque también pueden producirse síntomas respiratorios y digestivos. La situación más grave es la anafilaxia, que puede producir pérdida de conciencia por lo que necesita atención urgente.

Por otro lado, existe reactividad cruzada entre grupos de fármacos que comparten porciones moleculares similares. Si una persona es alérgica a amoxicilina, existe una alta probabilidad de que también reaccione a otros antibióticos betalactámicos (penicilina, ampicilina). De ahí, que sea necesario un estudio alergológico preciso para saber si el paciente tolera fármacos similares o no.

En cuanto al tratamiento, se aconseja evitar el contacto con el causante de la reacción. Sin embargo, cuando no hay alternativa, se puede optar por la desestabilización al fármaco responsable de la alergia, que consiste en administrar cada vez dosis mayores hasta lograr la tolerancia, detalla la doctora Mariana Castells, profesora de alergología en la Universidad de Harvard.

Virus frente a bacterias
Según las encuestas, los ciudadanos Según las encuestas, los cuidadanos españoles se encuentran entre los europeos con peor información acerca de lo que es un virus y una bacteria. ¿Cuáles son sus diferencias?

Los virus son agentes infecciosos que sólo pueden reproducirse dentro de una célula huésped. Es decir, son parásitos.

Mientras están en el ambiente, están inactivos y no tienen metabolismo ni se pueden multiplicar.

Hay virus que infectan vegetales, animales o personas o incluso bacterias.

No están presentes en ser humano de forma natural y no hay virus beneficiosos para la salud. Se suelen eliminar del cuerpo mediante secreciones.

Todos son patógenos. Los antibióticos no pueden eliminarlos, ante las infecciones virales sólo se puede erradicar los síntomas.

Las bacterias son organismos unicelulares. Pueden existir individualmente, formando cadenas, grupos o pares.

Se pueden reproducir por sí solas, mediante la replicación del ADN en un proceso que dura entre 15 y 30 minutos.

La mayoría no son parásitos sino que viven libremente en el ambiente.

Las bacterias tienen un papel funcional ecológico específico. Por ejemplo, algunas realizan la degradación de la materia orgánica o están en el ser humano de manera natural aportando beneficio (como la llamada flora intestinal).

Parte de las patologías que producen pueden tratarse con antibióticos.

¿Sabías que...?
  • La decisión respecto a la necesidad de administrar antibióticos es competencia de los médicos. No pueden adquirirse en la farmacia sin receta. Es ilegal en España.
  • Los antibióticos sólo son eficaces para combatir las infecciones bacterianas. Su mal uso sólo produce resistencias.
  • En España, entre un 10 y un 25 por ciento de los neumococos, que provocan meningitis o neumonía, son resistentes a la penicilina y a la eritromicina.
  • El 25-50 por ciento de los Staphylococcus aureus, causantes de infecciones quirúrgicas, neumonías, etc. son resistentes a la meticilina.
  • Entre un 25 y un 50 por ciento de Escherichia coli, la causa más frecuente de infecciones urinarias e intraabdominales, son resistentes a las quinolonas.

"Contenidos e Información de Salud"
Estar BIEN 2009 - Noviembre 2009
______________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

jueves, 26 de noviembre de 2009

El consumo elevado de sal en la dieta se vincula con un alto riesgo de ictus y enfermedad cardiovascular


El consumo de altas cantidades de sal está vinculada con un alto riego de ictus y enfermedad cardiovascular, según un estudio de la Universidad de Warwick y el Hospital Universitario en Coventry (Reino Unido) y la Escuela de Medicina de la Universidad Federico II en Nápoles (Italia) que se publica en la revista "British Medical Journal".

El estudio examinó la relación entre el nivel de consumo de sal en la dieta habitual y la ocurrencia del ictus y la enfermedad cardiovascular al revisar 13 ensayos prospectivos de Reino Unido, Japón, Estados Unidos, Países Bajos, Finlandia y China, incluyendo más de 170.000 participantes seguidos entre 3,5 y 19 años, que experimentaron cerca de 11.000 episodios cardiovasculares.

Los resultados suponen evidencias inequívocas del vínculo directo entre el consumo alto de sal en la dieta y el mayor riesgo de ictus y enfermedad cardiovascular. Una reducción de sólo 5 gramos en la dieta reduciría el ictus en un 23 por ciento y la enfermedad cardiovascular total en un 17 por ciento, evitando así 1,25 millones de ictus fatales y no fatales y casi 3 millones de episodios cardiovasculares en todo el mundo cada año.

Según explica Francesco Cappuccio, director del Centro de Colaboración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la Escuela Médica de Warwick, "hemos visto reducciones en el contenido de sal de varios alimentos, debido a la colaboración entre los gobiernos, los institutos de salud pública y sectores de la industria siempre desde una vertiente voluntaria".

Sin embargo, Cappuccio añade que el progreso hacia los objetivos recomendados es lento y que para que el consumo de sal de la población se aproxime a los objetivos de la OMS en un tiempo razonable se hace necesario una regulación, además de campañas para promover la salud, para reducir la carga de muertes evitables, discapacidad y costes asociados a los individuos y la sociedad.

Pasquale Strazzullo, uno de los autores del trabajo, explica que el consumo de sal habitual en la mayor parte de la población adulta en todo el mundo excede los 10 gramos por día y la OMS recomienda que no se exceda de los 5 gramos. "Nuestro estudio apoya las recomendaciones actuales para reducir de forma sustancial el consumo de sal en todo el mundo para evitar innecesarios ictus y otros episodios cardiovasculares".

Autor: E.P.
Fuente: www.salut.org
___________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

Prevenir la neumonía


Esta enfermedad puede responder a una infección originada a partir de una gripe, con mayores posibilidades de afección en grupos de riesgo, como personas mayores, con EPOC e inmunodeprimidas.

La vacunación antigripal es la mejor forma para prevenir tanto la neumonía bacteriana asociada a la gripe estacional como la reciente neumonía vírica, causada por la gripe A. Los grupos de riesgo, que varían en el caso de cada gripe, deben tomar nota y vacunarse frente a ambas infecciones. Además de estas medidas para los adultos, en el caso de los niños, la OMS y UNICEF acaban de publicar el Plan de Acción Global para la Prevención y el Control de la Neumonía.

Los términos neumonía y pulmonía significan lo mismo. Se refieren a una infección del aparato respiratorio, que puede estar causada por distintos gérmenes y que se caracteriza por síntomas como fiebre alta, escalofríos, expectoración, malestar general, cansancio y dolor torácico. Además de estos síntomas, que pueden ser comunes a los de otras enfermedades, para confirmarla se realiza una radiografía de tórax. Gracias a esta prueba de imagen y a la auscultación que efectúa el médico, se aprecia si hay acumulación de secreciones y de material purulento, como respuesta pulmonar a la infección provocada por distintos patógenos.

La neumonía es una de las infecciones más frecuentes entre la población. Con la reciente aparición de la gripe A, también ha irrumpido en los hospitales un tipo nuevo, vírico, causado por el virus H1N1. Su comportamiento es diferente al de la neumonía bacteriana habitual y puede ser grave, pero será posible prevenirlo con la vacuna de la gripe A.

Pacientes de riesgo: vacunarse es imprescindible
Las personas más proclives a sufrir una pulmonía deben acudir de forma regular a los controles de sus especialistas. También ante el menor síntoma compatible con esta enfermedad. Los grupos de riesgo, si la neumonía está causada por alguna bacteria, son los pacientes a partir de 65 años con problemas de alcoholismo, fumadores, que padecen dolencias respiratorias como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y las bronquiectasias, y los inmunodeprimidos por un trasplante o por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Para estos pacientes son muy importantes las medidas preventivas, como la vacunación antigripal, ya que la gripe común o estacional puede implicar una neumonía en invierno. Entre el 30% y el 40% de los casos se relaciona con un agente desconocido.

Este año se detecta un número elevado de casos de neumonías víricas debido al virus de la gripe A, casi siempre, en pacientes que pertenecen a algún grupo de riesgo: mujeres embarazadas, personas obesas, asmáticas y jóvenes, según información del Registro Europeo de casos graves de la gripe A, que coordina Jordi Rello, del Hospital Joan XXIII, de Tarragona.

Esta neumonía gripal es a menudo severa y difusa (afecta a los dos pulmones) y se asocia con un índice de mortalidad más elevado (entre un 10% y un 50%). "Es recomendable la vacunación de los grupos de riesgo, aunque, en la mayoría de los casos, esta infección por H1N1 se comporta como una gripe clásica", precisa Carles Bravo, neumólogo adjunto del Servicio de Neumología del Hospital Universitario del Valle de Hebrón, de Barcelona, y especialista en infecciones respiratorias y trasplante pulmonar.

Tratamiento y evolución
Cuando una persona desarrolla una neumonía debida a un proceso gripal, el promedio de tiempo que permanece ingresada en el hospital es de 9 ó 10 días. Se considera que está curada cuando lleva al menos tres días sin fiebre. La respuesta al tratamiento de la neumonía adquirida en la comunidad (fuera de un hospital) es "excelente", especifica Bravo, con los actuales antibióticos de amplio espectro. El tratamiento debe seguirse durante unos 10 días.

La situación terapéutica con respecto a la infección viral, debida al H1N1, es distinta. El antivírico oseltamivir (Tamiflú) previene la infección por gripe A si se ha estado en contacto con alguna persona infectada por este virus y, si se confirma la infección, controla y resuelve sus síntomas. Para el tratamiento específico de la neumonía vírica se utiliza una combinación de antibióticos antibacterianos y antivíricos. "Prevenir la gripe A, con las medidas difundidas por las autoridades sanitarias y con la vacuna, será la mejor forma de protegerse contra ella", declara Bravo.

Gérmenes culpables e impacto
Los principales microorganismos causantes de la neumonía en el adulto son el neumococo, el "Mycoplasma" y la "Legionella", seguidos de "Haemophilus influenzae" y "Staphiloccocus aureus". Todos ellos son bacterias. En invierno, los agentes que causan las neumonías son, sobre todo, el neumococo y la Influenza (A o B), mientras que en verano destacan la "Legionella "y el "Mycoplasma". En los niños, los gérmenes de mayor riesgo son el virus respiratorio sincitial, adenovirus, "Mycoplasma" y el mismo neumococo.

En España, la incidencia de la neumonía adquirida en la comunidad es de 1,6 casos por 1.000 adultos al año. De estos, el 60% ingresan y sólo el 5% precisa hacerlo en una Unidad de Cuidados Intensivos. La tasa de mortalidad es del 6%. La neumonía de la gripe A se relaciona con una tasa de mortalidad del 30%, afirma Bravo.

La neumonía es también la causa más frecuente de mortalidad infantil por infección en países en desarrollo. Se estima que cada año fallecen unos dos millones de niños en todo mundo. Entre los menores de cinco años, la neumonía se cobra más vidas que el sarampión, la malaria y el sida juntos. Cada 15 segundos muere un niño de neumonía. Ésta es la causa del 20% de las muertes de este subgrupo en el mundo. Por zonas, aunque la neumonía afecta a niños y familias de todo el planeta, su impacto es mayor en el sur de Asia y en África subsahariana, donde se registran el 98% de las muertes por esta enfermedad, según datos del Hospital Clínic y del Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona (CRESIB).

Ataque a la neumonía infantil

Este año, el 2 de noviembre, cerca de cien organizaciones líderes en salud global, entre las que figuran el CRESIB y el Hospital Clínic, impulsaron el primer Día Mundial de la Neumonía, que se celebrará a partir de ahora cada año. El objetivo de esta jornada es llamar la atención sobre el hecho de que la neumonía es la principal causa de muerte en niños de todo el mundo, a pesar de las estrategias preventivas (vacunas) y de tratamiento de fácil aplicación (antibióticos de bajo coste), que podrían evitar muchas muertes.

El primer paso en la lucha contra la neumonía es el Plan de Acción Global para la Prevención y el Control de la Neumonía, que han publicado la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF. Este plan se ha diseñado a escala internacional, a seis años vista, y contempla varias intervenciones exhaustivas para controlar la enfermedad. Se insta a los países afectados por la neumonía en niños a implementar una estrategia de control de esta enfermedad, basada en tres etapas.

Estos tres pasos son: proteger con la promoción de la lactancia materna exclusiva en los primeros meses de vida y asegurar su adecuada nutrición e higiene; prevenir la enfermedad con la vacunación contra los microorganismos más comunes de neumonía, como "Streptococcus pneumoniae" (enfermedad por neumococo) y "Haemophilus influenzae" tipo b (Hib); y proporcionar tratamiento apropiado a los menores.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
___________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Gripe A, H1N1, Influenza, Tratamiento preventivo Gripe A, Diagnóstico confirmación Gripe A, Análisis Gripe A, Enfermedades crónicas

Desarrollan un test sanguíneo para la detección precoz del Alzheimer


La nueva técnica, que cuantifica en sangre la proteína beta amiloide 40 y 42, tiene una fiabilidad del 90%.

Un nuevo kit, denominado "ABtest", cuantifica la proteína beta amiloide 40 y 42 en sangre y es capaz de detectar el Alzheimer en los primeros estadios de la enfermedad. La técnica, con una un 90% de fiabilidad, ha sido presentada por Araclon Biotech, compañía española dedicada al desarrollo de herramientas de diagnóstico y tratamiento frente a esta patología.

El único método de diagnóstico disponible en la actualidad para determinar si un paciente padece Alzheimer son los test cognitivos realizados por el neurólogo y la medición del nivel de proteínas beta amiloides (asociadas a la formación de placas y ovillos en el cerebro que provocan la neurodegeneración) a través de una punción lumbar. Sin embargo, los test cognitivos tienen un sesgo subjetivo (su resultados dependen de la interpretación del médico, el estado de ánimo del paciente y su nivel cultural, entre otros) y la punción lumbar "no es una prueba diagnóstica que tenga una aceptación a gran escala", explicaron los responsables del proyecto.

Este nuevo test sólo necesita una muestra de sangre del paciente para discriminar con "un alto nivel de sensibilidad y especificidad" los individuos sanos, respecto a los que presentan deterioro cognitivo leve y enfermedad de Alzheimer. La prueba tiene más de un 90% de fiabilidad y se obtienen los resultados en tan sólo una semana", aseguró la directora general de Araclon Biotech, Pilar de la Huerta. "ABtest" promete ser una revolución en el mundo sanitario y de la investigación de esta enfermedad, ya que, en la actualidad, el Alzheimer sólo se puede diagnosticar con seguridad tras el fallecimiento o en estadios muy avanzados, subrayó.

Además, esta herramienta ayudará al desarrollo de nuevas y eficaces terapias puesto que hará posible la realización de ensayos clínicos con individuos que se encuentran en un estadio pre-Alzheimer. Es decir, "se podrá reclutar individuos en un estadio inicial, sin síntomas de demencia, población objetivo para probar la eficacia de cualquier posible tratamiento", comentó la directora general de la compañía.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Demuestran la conexión entre una proteína y la obesidad


El Grupo de Investigación en Diabetes, Endocrinología y Metabolismo del Institut de Recerca de l Hospital Vall d Hebron de Barcelona (IR-HUVH) ha demostrado la conexión existente entre la obesidad y la producción insuficiente de una proteína en el tejido graso, lo que abre la puerta a nuevos tratamientos.

El estudio, publicado en la revista "Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism", se proponía comparar por primera vez la cantidad de la citada proteína --llamada zinc-a2-glicoproteína (ZAG)-- presente en grasa subcutánea y grasa visceral entre personas obesas y no obesas, con el fin de establecer la relación entre el nivel de esta proteína y la obesidad.

La citada proteína es conocida por su capacidad de movilizar y eliminar grasas. De hecho, "los pacientes con cáncer presentan un alto nivel de esta proteína y en consecuencia pierden peso", explicó el líder del estudio, Rafael Simó, que evidenció que un nivel bajo de ZAG se ha relacionado con el desarrollo de la obesidad pero la mayor parte de la información proviene de estudios realizados en roedores y ensayos in vitro.

Por ello, se analizaron muestras de 20 personas obesas y 10 no obesas, obtenidas mediante cirugía, y los resultados mostraron un nivel de ZAG significativamente inferior en los pacientes obesos, frente al otro grupo.

"El estudio demuestra la conexión entre el desarrollo de la obesidad y la insuficiente producción de ZAG", explicó Simó. Además, la investigación "alienta la necesidad de una mayor investigación clínica y experimental con esta proteína, como nueva diana terapéutica en el tratamiento de la obesidad", remarcó.

El exceso de grasa corporal está asociado a un aumento de la mortalidad y a una mayor probabilidad de padecer patologías como la diabetes tipo 2 o hipertensión.

Actualmente, la obesidad constituye una de las principales amenazas para la salud pública en el mundo occidental debido a sus riesgos y a su creciente prevalencia. En España, se calcula que el 15% de los adultos es obeso y un 37% padece sobrepeso.

Los investigadores insistieron en que la eficacia a largo plazo de los tratamientos disponibles hoy en día para tratar esta enfermedad son "muy pobres", por lo que son necesarios nuevos fármacos basados en una mayor comprensión de los mecanismos implicados en el desarrollo de esta patología.

Autor: E.P.
Fuente: www.salut.org
__________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Dietética y nutrición, Sobrepeso, Obesidad, Adelgazar, Perder peso, Enfermedades crónicas, Dieta proteinada, Dieta hiperprotéica

El Alzheimer podría retrasarse con una dieta rica en sustancias polifenoles y ácidos grasos poliinsaturados


Estos componentes aumentan la producción de las células madre en el cerebro y el nacimiento de nuevas neuronas.

Una dieta rica en sustancias polifenoles y ácidos grasos poliinsaturados, conocidas por sus propiedades antioxidantes, podría retrasar la aparición y evolución del Alzheimer, según un trabajo desarrollado por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Ello se explica porque este tipo de alimentación aumenta la producción de las células madre en el cerebro y el posterior nacimiento de nuevas neuronas.

La investigación mostró más proliferación celular en el cerebro de los ratones alimentados con esta dieta durante 40 días (equivalente a cinco años en un humano) que en el de los alimentados con una dieta estándar. En ambos casos se estudiaban las dos regiones donde nacen las neuronas -el bulbo olfativo y el hipocampo-, que resultan dañadas de forma especial con la enfermedad de Alzheimer. Este estudio, publicado en la revista "Journal of Alzheimer Disease" y dirigido por Mercedes Unzeta, refuerza la hipótesis de que una dieta basada en alimentos ricos en estas sustancias antioxidantes podría retrasar la aparición de la enfermedad o retardar su evolución.

Los polifenoles se hallan en alimentos como el té, la cerveza, la uva, el vino, el aceite de oliva, el cacao, las nueces y otras frutas y vegetales. Por su parte, los ácidos grasos poliinsaturados se encuentran en el pescado azul y vegetales como el maíz, la soja, el girasol y la calabaza. Para este trabajo se ha elaborado una pasta formada por una mezcla de productos naturales: frutos secos, coco, aceites vegetales ricos en ácidos grasos poliinsaturados y harinas ricas en fibras solubles.

Las células madres generan durante el desarrollo del cerebro las diferentes células neuronales que formarán el cerebro adulto. Hasta finales de los años sesenta, se pensaba que la dotación neuronal de los mamíferos adultos disminuía a medida que se envejecía sin que hubiera posibilidad de renovación. Ahora se sabe que sí que existe formación de nuevas neuronas, aunque esta capacidad queda restringida a dos regiones del cerebro: el bulbo olfativo y el hipocampo. También se sabe que a pesar de que el ritmo de proliferación celular se reduce con la edad y las enfermedades neurodegenerativas, el ejercicio físico y una situación de bienestar personal favorecen este proceso.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

Las úlceras de estómago ya no son para siempre


Tanto las úlceras de duodeno como las gástricas se pueden tratar de manera eficaz una vez diagnosticadas.

Los avances de la ciencia médica están generando muchos estómagos agradecidos.

Las úlceras de estómago ya no tienen por qué ser dolorosas compañeras de viaje para toda la vida. Este falso mito se puede romper porque ya se conocen sus causas y se pueden curar. Su tratamiento exige reflexionar sobre las dos enfermedades distintas a las que se refiere el genérico úlcera de estómago: a las úlceras de duodeno que, en su mayoría, son benignas y a las úlceras gástricas o de estómago y que, en una pequeña proporción de casos, son malignas y se relacionan con el cáncer de estómago ulcerado.

Las úlceras gastroduodenales se desarrollan con mayor frecuencia a medida que aumenta la edad, en especial a partir de los 40 años. En ello influyen ciertos fármacos, como los Antiinflamatorios No Esteroideos (AINES), entre los que se incluye la aspirina y cuyo consumo es más habitual entre las personas mayores. Otro factor que desencadena esta dolencia es la infección por Helicobacter pylori (H. pylori), que también afecta a las personas mayores y se relaciona con las condiciones higiénicas y sanitarias. Su mejora en los países desarrollados ha permitido que esta infección disminuya entre los más jóvenes.

Se estima que el 50% de la población mundial está infectada por H. Pylori. La población afectada varía desde un 20% cuando se trata de adultos jóvenes de los países desarrollados a más del 50% (en ocasiones hasta el 90%), en los países en vías de desarrollo. En España, el 50% de la población sufre esta infección, aunque sólo entre el 15% y el 25% registra una úlcera péptica.

¿Se pueden prevenir?
La infección por H. pylori y las úlceras asociadas no se pueden prevenir, pero sí tratar una vez diagnosticadas. Por el contrario, en las úlceras asociadas al consumo de antiinflamatorios sí es posible fijar pautas de prevención. Los grupos de riesgo entre las personas que toman AINES son quienes tienen antecedentes de úlceras, hemorragias digestivas, más de 60 años y consumen más de un AINE al día. Cuando los pacientes precisan medicamentos para calmar el dolor, se puede recurrir a otros analgésicos no antiinflamatorios y, en caso de necesitar de forma ineludible un antiinflamatorio, se puede optar por elegir el menos lesivo para el aparato digestivo, ya que cuanto más potente es un antiinflamatorio, mayor es su capacidad de dañar la mucosa gastroduodenal. Para prevenir las lesiones causadas por estos fármacos, se aconseja su ingesta acompañada de una sustancia que proteja al estómago del desarrollo de úlceras o hemorragias. Los más habituales son los inhibidores de la bomba de protones (el popular omeprazol, un protector gástrico que se toma por la mañana en ayunas, 20 minutos antes del desayuno), o los análogos de las prostaglandinas (misoprostol).

Señales de alarma
No todas las úlceras duodenales o gástricas generan los mismos síntomas. Es más, a menudo pueden permanecer silenciosos durante muchos años. La Asociación Española de Gastroenterología no cesa de insistir en que el H. pylori se adquiere durante la infancia y puede vivir durante muchos años en el estómago, donde causa una pequeña inflamación que no siempre se manifiesta. Esta bacteria sólo contribuye a que se desarrolle úlcera en una de cada diez personas que se infectan con ella.

El dolor característico se localiza en la zona alta del abdomen, en la parte central, y se calma después de comer. Por ello se dice que los afectados sufren una sensación de "hambre dolorosa". Ahora bien, cuando el dolor no se produce y las úlceras permanecen silentes es posible que su primera materialización sea a través de una hemorragia, perforación de la úlcera o estenosis pilórica (estrechamiento del píloro, la puerta de entrada del estómago al duodeno).

La endoscopia, la prueba estrella
La fórmula para diagnosticar las úlceras de estómago es la endoscopia; se introduce un tubo flexible a través del intestino delgado que permite al especialista visualizar la zona que desea explorar en busca de la úlcera. Este tipo de endoscopia de las vías digestivas altas se denomina gastroduodenoscopia. Una de sus principales ventajas es que al mismo tiempo que se realiza,se puede extraer una pequeña muestra de tejido para analizarlo. Aunque es una prueba invasiva, el paciente no sufre ningún dolor porque se practica bajo sedación.

Junto a la endoscopia, otras pruebas útiles para diagnosticar las úlceras son las radiografías con contraste -aunque la sensibilidad de las exploraciones radiológicas es muy inferior a la de la endoscopia-, la prueba del aliento, que analiza la actividad metabólica del paciente y detecta los metabolitos relacionados con una úlcera duodenal o estomacal, la analítica de sangre y la detección en las heces de los antígenos de la bacteria H. pylori.

"Helicobacter pylori": el enemigo
La erradicación de esta bacteria es fundamental para prevenir el desarrollo de cáncer de estómago, puesto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha identificado como un agente carcinógeno. El tratamiento estándar para eliminar su infección consiste en una combinación de dos antibióticos junto a un protector gástrico (inhibidor de la bomba de protones). La combinación más habitual es la que está formada por los antibióticos amoxicilina y claritromicina y el omeprazol. Su erradicación precisa que se tomen dos veces al día durante una semana o diez días, según la pauta médica.

Ahora bien, cuando este tratamiento línea no funciona es posible administrar otras combinaciones de antibióticos. De manera que después de tres ciclos de tratamiento, el 99% de los pacientes portadores de la infección por esta bacteria se curan.

Un caso diferente es el de las úlceras de estómago inducidas por el consumo de AINES. En este supuesto el tratamiento convencional se basa en la toma de un inhibidor de la bomba de protones dos veces al día entre cuatro y ocho semanas, el tiempo necesario para que cicatricen las úlceras. En este proceso de cicatrización, con independencia de si la úlcera es duodenal o gástrica, el tabaco y el alcohol retrasan el proceso de curación.

Después del tratamiento
Siempre que el agente causal de la úlcera sea el H. pylori, es posible que, tras el tratamiento, se detecte de nuevo la presencia de la bacteria. No se trata de una nueva infección, sino de la persistencia de la infección que no se ha detectado bien nada más finalizar la terapia. Por esta razón, una vez concluida, es importante que las pruebas se repitan entre tres y cuatro semanas después para comprobar si el "H. pylori" se ha eliminado-.

En las úlceras gástricas, una vez concluido el tratamiento, hay que asegurarse de que se ha cicatrizado por completo. Para ello se repetirá la endoscopia y la toma de muestras de biopsias del margen de la úlcera. El objetivo es confirmar que no se esconda ningún tumor. Es una exploración nada dolorosa que permite analizar con el microscopio las muestras de tejido con el fin de descartar el desarrollo de un cáncer de estómago.

El futuro
Las úlceras de estómago son infecciones muy frecuente en todo el mundo y la causa de una gran morbilidad (desarrollo de enfermedades). Ante esta situación, se investigan estrategias de vacunación no sólo para evitar contraer la infección por esta bacteria, sino para combatirla en quienes ya la padezcan mediante la inducción de una respuesta inmunológica efectiva.

Otra línea de investigación activa es la búsqueda de AINES que no sean tan lesivos para el estómago, ya que las alternativas actuales, como los inhibidores de la ciclooxigenasa 2 (coxib), no han funcionado tan bien como era de esperar e, incluso, algunos de ellos se han relacionado con efectos adversos cardiovasculares.

Ante los primeros síntomas o sospechas:
Acudir al médico. No hay que conformarse con "una úlcera para toda la vida", ya que se puede tratar y eliminar su agente causal, Helicobacter pylori.

El tratamiento de las úlceras no obliga a seguir una dieta especial. Las únicas restricciones dietéticas que requieren son las del sentido común, o sufrir otras enfermedades como la diabetes o la hipertensión arterial.

Si una persona tiene úlcera o se le ha prescrito un tratamiento para ella, éste es un buen momento para dejar de fumar o reducir el consumo de tabaco, ya que este hábito nocivo retrasa la cicatrización. Los antiinflamatorios para las úlceras se deben tomar de acuerdo con las necesidades clínicas y en ningún caso por indicación propia ni en dosis superiores a las recomendadas. No hay que automedicarse. Es obligatorio cumplir con la medicación prescrita, ya que no hacerlo es una de las principales causas del fracaso del tratamiento para eliminar el Helicobacter pylori.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

lunes, 23 de noviembre de 2009

Chucherías: tentación dulce pero poco saludable


El consumo de golosinas no proporciona a nuestro organismo nutrientes necesarios, por lo que su consumo habitual es desaconsejable. Aportan calorías, azúcares y aditivos en exceso

Detrás de una bolsa de gominolas o de un puñado de chucherías casi siempre hay un niño sonriente que disfruta masticando azúcar coloreado y de diversos sabores, pero no todo termina ahí. A veces, los consumidores, incluso compulsivos, de este tipo de productos son adultos.

En esos dulces con nombres o formas tan apetitosos como jamones, plátanos, huevos y moras hay azúcares, jarabe de glucosa, agua, gelatina, aromas, colorantes y otros ingredientes con los que se elaboran las gominolas coloreadas. Si en lugar de estar cubiertos de azúcar brillan al modo de regalices y fresas es porque en su elaboración se han utilizado aceites y ceras. Pero ninguno de estos ingredientes son necesarios o provechosos para la dieta, ya que hay alimentos que aportan esos nutrientes en proporciones más equilibradas que las de las chuches.

De manera que cada vez que se premia a los niños con un puñado de chucherías se incorpora a su organismo una dosis de azúcares y aditivos que no tiene consecuencias negativas directas para su salud pero que, en lo que respecta al azúcar, por su vinculación con la obesidad y la caries, deben consumirse sólo en ocasiones y con moderación. En cuanto a los aditivos, no tienen por qué causar problemas ya que antes de ser autorizados han sido testados, pero siempre que se pueda es mejor evitarlos.

Consumir golosinas con frecuencia o en grandes cantidades es un hábito poco saludable porque propicia malas digestiones e hinchazón abdominal, y se asocia también a las infecciones de hongos, bacterias y parásitos que, a su vez, generan una mayor ansiedad por ingerir azúcares. El abuso de dulces predispone, además, a la obesidad, a la diabetes, a la caries y a los problemas cardiovasculares.

Una bolsa de chuches, la mitad de las calorías del día
Tras comprobar cuáles son los ingredientes con los que se elaboran las golosinas -glucosa, dextrosa, jarabe de caramelo, colorantes, acidulantes potenciadotes del sabor y gelificantes, aceites y ceras - el comentario dietético es rotundo: las golosinas carecen de interés nutricional, son del todo prescindibles en la dieta. Y su consumo continuado no es conveniente porque aportan muchas calorías (de 320 a 360 calorías cada cien gramos), azúcares (entre 70 y 80 de cada 100 gramos son mero azúcar) y un rosario de aditivos. Una generosa bolsa de chucherías, de esas de domingo y fiestas de guardar, aporta a los niños la mitad del azúcar que necesitan para todo el día. Los fabricantes de golosinas no están obligados a indicar en la etiqueta el total de azúcares de su producto, por lo que en muchos casos esta información no está al alcance del consumidor.

Los niños de entre 4 y 10 años necesitan una dieta de unas 1.800 calorías, y lo adecuado es que el aporte de azúcar represente entre el 10% y el 18% del valor energético total de esa dieta. Ello supone un máximo de 340 calorías por día provenientes de azúcares, que corresponden a 85 gramos (1 gramo de azúcar aporta 4 calorías; si el gramo es de grasa, son 9 calorías). Esta cantidad máxima de azúcares incluye el azúcar utilizado como edulcorante pero también el que contiene alimentos y productos como frutas, zumos, galletas, cereales, refrescos, bollos. El azúcar es imprescindible para el funcionamiento de nuestro organismo, pero una alimentación normal es suficiente para proveernos del azúcar necesario.

El problema, incluso en quienes no comen golosinas, suele ser el exceso de azúcar y no al contrario. Cuando se digiere el azúcar, el organismo logra el equilibrio químico y atrae ciertos nutrientes, como los minerales magnesio y fósforo y las vitaminas del grupo B. Pero un exceso de azúcares origina deficiencias orgánicas de estos nutrientes, deteriora la energía vital y causa apatía, fatiga y debilidad muscular. Inhibe, además, la capacidad de los glóbulos blancos (leucocitos), que son parte de las defensas del organismo, para hacer frente a las bacterias. Y demasiado azúcar favorece, asimismo, los catarros e infecciones y la aparición de la caries: las golosinas pegajosas quedan adheridas a los dientes y las bacterias de la boca transforman sus azúcares en ácidos que deterioran el esmalte dental; es por ello que se insiste en la necesidad de cepillarse los dientes después de comer chucherías.

Colorantes y alergias
En las gominolas y otros productos coloreados como los Flashes (polos de hielo), los aditivos colorantes tiñen los azúcares. En los aperitivos salados como gusanitos y similares colorean la harina, la grasa y la sal. Y la mayoría de estos colorantes son artificiales. Entre ellos figuran los azoicos, que pueden dar lugar a reacciones adversas en individuos predispuestos. Algunos son capaces de desencadenar ataques de asma en niños con este problema y reacciones alérgicas cutáneas en personas hipersensibles. Se incluyen en este grupo la tartracina (E102), amarillo de quinoleína (E104), amarillo anaranjado S y amarillo ocaso FCF (E110), azorrubina o carminosina (E122), rojo cochinilla A (E124), rojo allura AC (E129) y azul patente V (E131). No obstante, el nivel de colorantes de las golosinas no es tan excesivo, aunque por sus llamativos tonos parezca lo contrario. Un niño de 15 kilos de peso que consuma cien gramos de chucherías alcanzaría como mucho sólo el 10% de su dosis diaria admisible. Por tanto, el de los aditivos (salvo el caso de los consumidores hipersensibles antes citado) no es un problema nutricional importante de las chucherías, que sí el del azúcar.
Chucherías sin azúcar
La mejora de la calidad nutricional de las golosinas es un gran reto para la industria de estos productos, que es consciente de que los consumidores están cada vez más concienciados de que la dieta saludable y equlibrada es uno de los fundamentos de la salud. Caramelos y chicles sin azúcar fueron el inicio (hoy se habla incluso de golosinas con propiedades funcionales -pensemos en chuches enriquecidas en omega 3 o calcio- pero eso aún está por verse) han marcado las distancias, al conseguir que el niño o adulto disfrute de un dulce sin preocuparse por el exceso de calorías que le supone ese consumo. Los "edulcorantes de volumen" o "polioles" proporcionan un intenso sabor sin incorporar apenas calorías. En este grupo se incluyen el sorbitol, manitol, isomalt, maltitol, lactitol y xilitol. La Asociación Española de Dietistas Nutricionistas (AEDN) ha desvinculado estos caramelos y chicles sin azúcar de su tradicional relación con la obesidad y la caries. Pero tienen un punto flaco : edulcorantes como sorbitol y xylitol, en grandes cantidades, pueden provocar dolores abdominales y diarreas, debido a su efecto laxante.

Atención, abuelos
[Extraído de Escuela de Prevención de la Obesidad Infantil] Los abuelos han de poner también de su parte en la nutrición de los más pequeños, y por mucho que quieran ver felices a sus nietos en los momentos que comparten con ellos, no deben decir "sí" a todo. Han de evitar, por ejemplo, que se conviertan en malos y caprichosos comedores. Padres y abuelos han de saber que bollos, galletas, chucherías y refrescos azucarados no deben consumirlos los niños (y tampoco los mayores) con frecuencia.

Hay que predicar con el ejemplo y es muy interesante llegar a un acuerdo con los niños para que reserven este consumo para ocasiones especiales. Es importante que lo comprendan y asuman; si no, muchos de ellos acabarán comiendo estos productos a escondidas o en lugares y momentos en que sus padres y abuelos no los vean. Recordemos que:
  • Las chuches tienen demasiado azúcar, además de muchos aditivos, entre otros aromas, colorantes, saborizantes. Y son una bomba de calorías.
  • No pueden complementar platos ni, menos aún (y aquí entran también bollos, galletas y similares) sustituir un plato o una comida.
  • Consumidos con frecuencia o en grandes cantidades, causan problemas: quitan apetito a los niños, y promueven la caries y el exceso de peso.
  • Hay que enseñarles a los peques que reserven las chuches para días y momentos especiales. Aunque no lo parezca, disfrutarán más de ellos que si los comen cada día. Y los asociarán con el día de descanso o fiesta y con el premio, es decir, con cosas positivas e, importante, ocasionales.
Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
___________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Dietética y nutrición, Sobrepeso, Obesidad, Adelgazar, Perder peso, Enfermedades crónicas, Dieta proteinada, Dieta hiperprotéica

Síndrome coronario agudo y música


Escuchar determinadas melodías disminuye la hipertensión, el ritmo cardiaco, los episodios de arritmias y la muerte súbita

Durante siete años, se ha analizado el efecto de la música en pacientes con síndrome coronario agudo sometidos a un proceso de revascularización. Las conclusiones han constatado que el corazón adapta el ritmo cardiaco al de la música y, con ciertas melodías, el cuerpo se relaja y adopta una sensación de descanso beneficiosa en estas situaciones. Estos resultados pueden revolucionar el silencio que se procura para los pacientes de las unidades de vigilancia intensiva.

La combinación de placas de ateroma y trombos puede ocluir las arterias coronarias y llegar a originar una serie de trastornos conocidos como síndromes coronarios agudos, que comprenden la angina de pecho inestable, el infarto agudo miocárdico y la muerte cardiaca súbita. El tratamiento se basa en la revascularización, un procedimiento para restablecer el flujo de sangre a los tejidos. El equipo de Predrag Mitrovic de la Universidad de Belgrado, sin embargo, parece haber encontrado una terapia complementaria: la música.

Música clásica
Tras someter a enfermos con cardiopatía a doce minutos diarios de música y seguir su evolución durante siete años, los investigadores descubrieron cómo, con un método sencillo y barato, se puede apoyar la recuperación de quienes tienen una salud muy delicada después de la revascularización. El éxito de la terapia consiste en la adecuada selección de los temas.

La música no sólo puede aliviar una depresión, sino actuar también como motor de la memoria y terapia coadyuvante para el Parkinson.

Cada paciente, según el especialista serbio, requiere una melodía acorde con su situación: "En general, optamos por músicas que disminuyan la actividad del sistema nervioso simpático; Beethoven es la estrella, y los pacientes se sienten mejor tras la escucha diaria". Mitrovic asegura que la escucha atenta de determinadas canciones proporciona al organismo un beneficio colosal. Estudios previos ya habían confirmado que la música reduce la ansiedad, pero este último ha descubierto que entre los pacientes que la escuchan, las presiones sistólica y diastólica disminuyen de manera significativa, así como el ritmo cardiaco y los episodios de angina inestable, reinfarto, insuficiencia cardiaca y muerte súbita. Este estado del paciente, reduce también la frecuencias de las revascularizaciones.

Mejora la vasodilatación
Mitrovic sugiere que el corazón adapta el ritmo cardiaco y la hemostasis (conjunto de mecanismos que controlan la pérdida de sangre del organismo) al propio de la música. Esto supone una especie de "enganche" que permite "descansar" a los barorreceptores (terminaciones nerviosas en las paredes de los vasos) encargados de adaptar la presión de la sangre a las distintas circunstancias. El cuerpo se relaja, incluso cuando el ritmo de la música sea intenso, "porque se apoya en él y adopta una sensación de descanso beneficiosa".

En parámetros clínicos, la escucha musical mejoró la vasodilatación de los pacientes estudiados en un promedio del 26%, "más que el efecto de la risa, estudiado a través del visionado de DVD", aclara el especialista. Después de Beethoven, la música más vasodilatadora se decanta a favor de las canciones de estilo country. Este estudio ratifica una idea que se planteó hace siglos. Sin embargo, se detalla un efecto fisiológico que se debe tener en cuenta: la música heavy-metal puede contraer los vasos sanguíneos, pero con un efecto mucho menor (6%).

A buena parte de los pacientes revascularizados se les trata para evitar un accidente vascular cerebral (ictus); se desconoce si la música puede ejercer en ellos un papel neuroprotector.

Neurología y música
El neurólogo y escritor Oliver Sacks dedica a la música su último libro "Musicophilia: Tales of Music and the Brain" (Musicofilia, historias de la música y del cerebro). Inglés afincado en Nueva York, el autor de "Despertares" y "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (un relato sobre cómo afrontar una enfermedad neurológica), afirma que los seres humanos "somos una especie tan lingüística como musical". En este libro, analiza la relación que tiene la música con determinados trastornos. Sacks desvela fenómenos poco conocidos y nada divulgados, como las alucinaciones musicales, las melodías pegadizas que se convierten en bucles cerebrales, el síndrome de Williams o la amusia (incapacidad para escuchar música).

En el aspecto terapéutico, Sacks sostiene que escuchar música no sólo puede aliviar una depresión o levantar el ánimo, sino actuar también como motor de la memoria y terapia coadyuvante para ciertas enfermedades como el Parkinson, la encefalitis o el síndrome de Tourette. El autor destaca el caso de Martin, un enfermo con retraso mental profundo que aprendió de memoria más de dos mil óperas completas.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_______________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

viernes, 20 de noviembre de 2009

Una de cada dos mujeres y uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años sufrirán una fractura ósea a causa de la osteoporosis


La cuarta parte de las personas que se rompen la cadera fallecen antes de cumplirse el primer año tras la lesión.

Un estudio de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología advierte de que una de cada dos mujeres y uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años sufrirán una fractura ósea debido a la osteoporosis. La rotura de hueso es la consecuencia "más grave" de esta enfermedad, ya que "una de cada cuatro personas que se fracturan la cadera fallece antes del año", apuntó el coordinador del estudio, el doctor Manuel Mesa Ramos.

Los autores del trabajo insistieron en la importancia de prevenir una dolencia que afecta de forma mayoritaria al sexo femenino a partir de la menopausia. Una vez que se pierde la menstruación, se origina un déficit en la producción de estrógenos u hormonas femeninas que, entre otras funciones, tienen la misión de fijar el calcio a los huesos. Esto explica que el paciente tipo de osteoporosis sea una mujer que supera los 60 años y acude a la consulta porque le duele la espalda, en la zona de las vértebras dorsales, a la altura de los omoplatos, detalló el jefe de servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del hospital Quirón de Bilbao, Iñaki Mínguez.

La primera medida médica suele ser una radiografía para analizar si el motivo del dolor es la precaria salud ósea, debido a la pérdida de densidad. Si la prueba radiológica confirma la sospecha, se recomienda a la paciente una vida activa, que incluya la práctica de deporte no agresivo, una dieta equilibrada que se refuerza con tratamientos a base de calcio, y tomar el sol para que el calcio se fije a los huesos gracias a la vitamina D.

"En algunas mujeres, la desmineralización del hueso se produce a un ritmo alto a partir de la menopausia, que suele tener lugar en torno a los 51 años", comentó el jefe de servicio de Ginecología y Reproducción Asistida de la misma clínica, el doctor Gorka Barrenetxea. Aunque la mayor fragilidad ósea está relacionada de manera directa con el déficit de producción de estrógenos, existen otros factores de riesgo. El primero es la excesiva delgadez. Sin llegar al sobrepeso, la masa corporal protege frente a la osteoporosis, apuntó Barrenetxea. El tabaquismo es otro punto en contra. "Las fumadoras sufren más osteoporosis", señaló el doctor, que también recomendó la práctica ejercicio moderado. El consumo abusivo de alcohol también es un factor negativo, añadió.
Importancia de la alimentación
"La alimentación es fundamental, pero a lo largo de toda la vida", aclaró Íñigo Sainz-Arregui, médico especializado en Nutrición y en Medicina de Familia. "Consumir adecuadas cantidades de calcio está demostrado que protege contra la osteoporosis", aseguró. Aunque el pico de masa ósea está determinado por la genética, la densidad está relacionada con la ingesta de calcio durante el periodo de acumulación ósea, que se produce desde el nacimiento hasta los 25 ó 30 años. Por eso es importante asegurar una ingesta adecuada de calcio para evitar riesgos, explicó Sainz-Arregui.

El calcio no sólo se encuentra en los productos lácteos como la leche, el yogur o el queso, sino también en verduras de hoja verde como la col, la acelga o el berro. Además, hay que consumir alimentos ricos en vitamina D como pescados, huevos o cereales y productos lácteos fortificados para ayudar a la absorción del calcio. El fósforo de pescados, huevos, legumbres, carne y cereales también en juega un papel importante en la salud de los huesos. "En definitiva, una dieta variada y equilibrada, con poca sal y acompañada de ejercicio físico es la mejor opción", resumió el nutricionista.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Medicina Osteoarticular, Osteoporosis

Los médicos arremeten contra la campaña de la gripe y el «despilfarro» de vacunas


La Organización Médica Colegial (OMC) ha criticado este pasado miércoles algunas medidas adoptadas por el Ministerio de Sanidad y Política Social a la hora de hacer frente a la gripe A en España y consideró "innecesario" que se haya vacunado contra la gripe estacional cuando este año está siendo "prácticamente inexistente" o que se hayan adquirido vacunas para un 60 por ciento de la población cuando sólo se va a vacunar a un 20 por ciento.

En el marco del "Foro sobre ética de las medidas para la protección de la población contra la gripe A", celebrado en la sede de esta entidad, diversos médicos criticaron que se haya utilizado la vacuna para la gripe estacional cuando ésta sólo ha provocado el 4 por ciento de los más de medio millón de casos de gripe clínica diagnosticados en España desde el mes de abril, cuando se detectó por primera vez la gripe A.

Durante la apertura de estas jornadas, el presidente de la OMC Juan José Rodríguez Sendín reiteró la necesidad de "tomar medidas prudentes" y en ningún caso "que nadie saque los pies de las alforjas", y pidió aprender de los errores que ya se han cometido para que no se sigan sucediendo en el futuro.

Por otro lado, el director de la Fundación para la Formación de la OMC, Jesús Lozano, criticó el "alarmismo" por el número de dosis de vacunas compradas por el Ejecutivo y la politización que se ha hecho de la definición de los grupos de riesgo.

"La vacuna hay que ponerla solo a los grupos de riesgo ya definidos y no a más gente", advirtió, calificando de "despilfarro" que el Gobierno hayan comprado más de 37 millones de dosis cuando sólo se van a utilizar unos 10 millones. "Si se han comprado más es algo exagerado", matizó. El profesor de Bioética de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, Rogelio Altisent, criticó también la prevención llevada a cabo en la crisis de la gripe A en la que, a su juicio, "se ha buscado más garantizar la defensa política por encima del bien común".

"Los médicos que se vacunen son irresponsables"
Por otro lado, en lo que respecta a la vacunación de los profesionales sanitarios -considerados como grupos de riesgo contra la gripe A-, las posturas oficiales que están dando las sociedades médicas no concuerdan con las emitidas por algunos facultativos en dicha jornada, como la del profesor de Salud Pública y Atención Primaria de la Universidad Autónoma de Madrid, Juan Gervás, quien calificó de "irresponsables" a los médicos se vacunen como recomienda Sanidad.

Según este experto, se ha creado un "excesivo alarmismo" que está propiciando una mayor demanda de vacunas cuando, sin embargo, no existen evidencias científicas de que las vacunas aprobadas en España (Focetria, Pandemrix y Panenza) sean realmente eficaces.

A este respecto también se refirió la médico de Urgencias del Hospital General de Segovia, Mónica Lalanda, quien destacó que actualmente hay más de 300 ensayos clínicos sobre estos fármacos "y sólo dos han concluido", aseveró. Además, esta experta advirtió de que "los médicos no son más contagiosos que el resto de población" y, de hecho, sólo un 10 por ciento de los facultativos padece cada año la gripe estacional "y no precisamente porque se vacunen más de ésta, que sólo lo hace un 35 por ciento".

Autor: EP/Madrid
Fuente: www.abc.es
__________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Gripe A, H1N1, Influenza, Tratamiento preventivo Gripe A, Diagnóstico confirmación Gripe A, Análisis Gripe A, Enfermedades crónicas