viernes, 30 de octubre de 2009

Cómo vivir durante más años


Evitar los factores de riesgo cardiovascular previene enfermedades y prolonga la supervivencia.

Basta con inaugurar la quinta década de vida sin fumar y con los níveles de colesterol y presión sanguínea entre los valores normales para alargar la esperanza de vida. Si además el índice de masa corporal es adecuado, no hay resistencia a la glucosa (diabetes) y la situación laboral es óptima, la supervivencia puede alargarse hasta 15 años.

La receta para aumentar la esperanza de vida se ha desvelado. Hasta ahora se sabía que los factores de riesgo vascular influían de manera negativa en la salud provocando la muerte en personas de mediana edad, e incluso, más jóvenes. Sin embargo, se desconocía hasta qué punto los individuos sanos pueden sobrepasar el límite medio de supervivencia fijado por las estadísticas. Un grupo de investigadores liderado por Robert Clarke (Universidad de Oxford, Reino Unido) lo ha descubierto.

El estudio, llevado a cabo sólo en hombres, y cuyas conclusiones divulga la revista "British Medical Journal", profundiza en los límites de la esperanza de vida. Estos resultados son coherentes con una investigación similar llevada a cabo en EE.UU. (publicada en Physicians Health Study), y revoluciona las estrategias de prevención "porque ya no cabe advertir a los pacientes que eviten los malos hábitos para no sufrir episodios cardiovasculares, sino para prolongar su supervivencia más allá de los límites normales".

¿Simplificar el consejo médico?
El experto inglés considera poco práctico indagar en los niveles de proteína C reactiva en un paciente que no fuma ni tiene hipercolesterolemia o hipertensión, con independencia de su edad, puesto que ya se ha trazado un buen pronóstico. El macroestudio se llevó a cabo con el seguimiento de 18.863 funcionarios londinenses con edades comprendidas entre los 40 y los 69 años, que fueron seguidos durante 38 años.

Sin embargo, el estudio ha atraído numerosas críticas. Clarke reconoce que la hipercolesterolemia sólo se evaluó respecto al colesterol total, sin pormenorizar sus distintas fracciones. Por otro lado, se trató a muchos de estos pacientes con ácido acetilsalicílico, estatinas y fármacos hipotensores, sin calibrar el efecto que estos agentes pueden haber tenido en la supervivencia.

Reivindicación de peso
Los cardiólogos estadounidenses se quejaron porque no se había tratado la proyección del peso epidemiológico de la obesidad. Según datos de los Centers for Disease Control de Atlanta, en EE.UU. viven 70 millones de personas obesas, con un gasto sanitario anual de 14.000 millones de euros y con un preocupante despunte de la obesidad entre niños y adolescentes.

En estados como Alabama, Tennessee o Mississippi, más del 30% de la población es obesa, lo que compromete su salud cardiovascular y su futura supervivencia. En representación de un país en el que la obesidad no ha suscitado hasta hoy una preocupación sanitaria, cardiólogos japoneses han asegurado que el Gobierno obliga a las empresas a facilitar mediciones anuales de perímetro de muñeca de todos los empleados entre 40 y 74 años; cuando alguna medición sugiere obesidad por segundo año consecutivo, se sanciona a la empresa.

El equipo de Clarke reconoce que la cantidad de años de vida se puede reducir de dos a cuatro debido a la obesidad. La tasa de mortalidad se incrementaría por el aumento del índice de masa corporal (relación entre el peso y la talla de una persona) que supere un rango entre 22,5 y 25 kg/m2". De manera más precisa, otro estudio propio publicado en "The Lancet" y en el que participaron 900.000 adultos, demostró que cada 5 kg/m2 extra que crezca el índice de masa corporal, la supervivencia disminuye en un 30%. La conclusión vale tanto para los pacientes con sobrepeso como para los obesos moderados (30-35 kg/m2) o mórbidos (40-45 kg/m2).

Infancia obesa
La generación actual de niños puede ser la primera de la historia que, en tiempos de paz, viva menos que la de sus progenitores por culpa de la obesidad. A causa de este trastorno, los niños de EE.UU. pueden perder de dos a cinco años de esperanza de vida, como consecuencia de un riesgo aumentado de cáncer o enfermedad coronaria. Las proyecciones estadísticas de la esperanza de vida o longevidad tienen una importante carga política, ya que sus consecuencias son obvias sobre la seguridad social, los planes de pensiones, los seguros sanitarios y los costes de la asistencia médica.

La alerta de los expertos estadounidenses, además, tiene una clara incumbencia por estos pagos, puesto que España es el tercer país desarrollado con mayor tasa de menores con exceso de peso (15%), tras EE.UU. y el Reino Unido. La situación es aún peor si se tiene en cuenta que se ha duplicado en los últimos diez años.

Límite: 80 años
Con o sin factores de riesgo, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la esperanza media de vida de los españoles se aproxima a los 80 años. Las mujeres españolas viven de media seis años más y, en toda la Unión Europea, sólo las mujeres francesas superan su longevidad. Navarra, Madrid, La Rioja y Castilla y León son las comunidades con una esperanza de vida más prolongada, mientras que Ceuta y Andalucía arrojan los datos más bajos. Respecto a los hombres, en Europa quienes viven más son los suecos, seguidos de irlandeses, holandeses, italianos e ingleses.

La evolución de la esperanza de vida de una población, según un estudio elaborado por la Universidad de Cantabria, depende también de lo que ocurra en los restantes países. Esto se debe, explica este estudio, a que los avances en medicina, salud pública o alimentación son cada vez más homogéneos a escala internacional. Con proyecciones basadas en este contexto, en 2050 los españoles podrían superar en su longevidad los 85 años, mientras que las españolas vivirían más allá de los 91.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Dietética y nutrición, Sobrepeso, Obesidad, Adelgazar, Perder peso, Dejar de fumar, Dejar el tabaco, Tratamiento antitabaco, Enfermedades crónicas, Medicina antienvejecimiento, Radicales libres, Antioxidantes, Estres oxidativo, Edad biológica

jueves, 29 de octubre de 2009

Adicción a los dulces (2 de 2)


Su consumo continuado puede considerarse en algunos casos una obsesión insana más que una preferencia alimentaria

Dependencia y percepción, dos factores individuales
La dependencia de los dulces genera en muchos casos síndrome de ansiedad, un malestar más común de lo que se admite, ya que a menudo se pasa por alto y no se entiende ni se trata bien. El ansia por la comida puede ser tan poderosa como una adicción al tabaco o al alcohol, y perder el hábito resulta difícil, pero no imposible.

Dulces y síndrome de ansiedad
Algunas páginas web especializadas en ayudar a personas que sufren trastornos alimentarios plantean a los usuarios cuestiones que pueden dar pie a la reflexión para comprender que la afición por comer dulce en general, o chocolate en particular, puede considerarse más una obsesión insana que una preferencia alimentaria. Algunas de las cuestiones son las siguientes:

* ¿Es capaz de coger los dulces especiales de sus hijos para comérselos usted?
* ¿Ansía tomar un dulce después de cada comida?
* ¿No puede borrar de su mente el chocolate (u otros dulces)?
* ¿Oculta su debilidad a la familia y los amigos?
* ¿Le gusta más el chocolate que el sexo?
* ¿Trata al dulce como un "amigo reconfortante"?

Percepción de la dulzura
Desde el Monell Chemical Senses Center, en Philadelphia (EE.UU.), centraron su estudio en entender por qué algunas personas manifiestan "sweet tooth" y otras no. Aplicaron técnicas genéticas y moleculares tanto en seres humanos como en animales (primates, gatos, ratones y ratas) para entender el origen de la percepción del sabor dulce. Sus indagaciones dieron fruto, ya que identificaron dos proteínas ("taste receptor type 1 member 2" y "taste receptor type 1 member 3"), que en humanos están codificadas por los genes TAS1R2 y TAS1R3, respectivamente, que predicen la avidez por el dulce.

Otros investigadores han aportado nuevos datos y comunican que la combinación de los dos receptores de los genes (T1R2 y T1R3) en las papilas gustativas responde al dulzor de los edulcorantes naturales y artificiales, mientras que el receptor gustativo T1R3 reconoce sólo altas concentraciones de azúcares naturales, aunque no el sabor de los aditivos artificiales. En los experimentos con animales llevados a cabo en los centros estadounidenses Howard Hughes Medical Institute, en San Diego (California), y National Institutes of Health, en Bethesda (Maryland), los estudios señalan que los ratones que carecían de los receptores T1R2 y T1R3 habían perdido toda apetencia por el sabor dulce.

Según los autores, este experimento sugiere que "las propias preferencias por los dulces no son sólo una cuestión de diferencias culturales, como algunos expertos han sostenido, sino que están codificadas por los genes", sin dejar de lado que las especies no son iguales: los humanos degustan edulcorantes que los roedores no pueden saborear, como la taumatina, la monelina, el aspartamo y la neohesperidina.

En el estudio se recoge cómo una ligera diferencia genética en las proteínas de los receptores podría explicar por qué una persona echa cuatro cucharadas de azúcar en el café y otra, sólo una: "Los receptores dulces de la primera persona necesitan más azúcar para conseguir el mismo estímulo". Esto también justificaría las diferencias de sabor (umbral) que se perciben entre los gustos dulces.

Cuestión de etnias
Una reciente investigación concluye que hay una variante genética para la percepción de la dulzura, que cambia según la etnia. Son los asiáticos y los africanos, en comparación con los europeos, que muestran una mayor preferencia. Es la primera vez que una diferencia genética semejante se ha sugerido para la percepción de la dulzura. En el estudio participaron 144 personas: 92 europeos, 37 asiáticos y 15 africanos. En él se analizó su sensibilidad a la sacarosa mediante la comparación de diferentes soluciones (varias concentraciones de azúcar diluida en agua) y se confirmaron diferencias de hasta un 16%.

Los estudios futuros intentarán explicar cómo la cuestión genética unida a un tipo de alimentación con una carga alta de azúcares contribuye al desarrollo de diversas enfermedades como la obesidad, la diabetes o la caries, asociadas al abuso de este tipo de alimentos.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
___________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Dietética y nutrición, Sobrepeso, Obesidad, Adelgazar, Perder peso, Enfermedades crónicas, Medicina predictiva y genómica, Medicina predictiva y preventiva, Genética humana

Adicción a los dulces (1 de 2)


Su consumo continuado puede considerarse en algunos casos una obsesión insana más que una preferencia alimentaria

Hay quienes no necesitan ninguna excusa para comer dulces. Sienten una apetencia exagerada y desmesurada en cualquier momento, son incapaces de reprimirse y cada día se deleitan con el dulzor del chocolate, de un pastel o de un puñado de golosinas. Son personas que se enfrentan en muchos casos a un problema de adicción hacia estos alimentos.

Dulce sabor
No importa tanto su denominación, "food craving" en inglés o antojo en español, como la consecuencia de sufrir el anhelo por comer alimentos concretos acompañado por una necesidad inmediata de satisfacer el apetito. Este antojo se entiende clínicamente como un deseo ferviente más que un capricho pasajero. Además del riesgo evidente de aumentar de peso y desarrollar diabetes y caries, el consumo regular y exagerado de dulces disminuye la capacidad del sistema inmunológico e impide a los glóbulos blancos hacer frente a contaminaciones bacterianas. El organismo también es más propenso a sufrir catarros e infecciones varias, como cistitis y vaginitis.

"Sweet tooth", un nuevo concepto
El ser humano siente una predilección especial por el dulce. Es más, este vocablo no sólo se utiliza para describir un sabor, sino que se asocia con sensaciones agradables y placenteras, como la mención a la "dolce vita" o la alusión a "tener dulces sueños". Es el primer sabor con el que se entra en contacto gracias a la leche materna. A diferencia de la de otros mamíferos, concentra lactosa, un tipo de azúcar. Pero la falta de control en el consumo de dulces puede derivar en obsesión. En el ámbito sanitario se ha bautizado como "sweet tooth" (diente dulce) a la apetencia exagerada por el dulce y las golosinas.

Se han realizado innumerables investigaciones para conocer distintos fenómenos asociados a este sabor, al consumo de azúcar, de dulces y de alimentos endulzados; también sobre la percepción diferente del dulzor entre seres humanos y su predisposición genética, los efectos saludables y las consecuencias perjudiciales. En una de estas pesquisas, científicos estadounidenses comprobaron que quienes sienten adicción por las dulzainas muestran también predilección por el consumo de frutas, alimentos dulces pero saludables.

Peor es el resultado del consumo frecuente y desmedido de bebidas azucaradas entre horas -tanto refrescos como zumos de fruta- y el aumento de peso entre los niños, que se puede mantener en la edad adulta. La causa parece ser la elevada concentración de azúcares y energía y su baja capacidad de saciedad, que favorece que quienes las toman no compensen este consumo con una ingesta posterior más ligera.

Chocolate, más que un dulce
El deseo continuado y exagerado por comer alimentos concretos, en particular por el chocolate, es una compulsión crónica que afecta a un alto porcentaje de personas, sobre todo mujeres. Según un informe británico, hasta el 75% de las ciudadanas de Reino Unido admiten que tienen un verdadero problema para controlar el consumo de este dulce. El antojo por comer chocolate tiene una dimensión propia, incluso ocupa un lugar especial dentro de la dieta anglo-americana, tal y como detallan Leslie Gofton y Anne Murcott en el libro "Food cravings and addiction", en un capítulo que analiza a fondo este antojo.

Numerosas personas experimentan una gran debilidad por el chocolate y este deseo no desaparece cuando tienen delante otros dulces. Ante su efecto en el comportamiento alimentario de parte de la población, sus componentes, juntos y por separado, son objeto de un estudio profuso, también desde el ámbito de la neurofisiología y la psiquiatría.

De acuerdo a numerosos estudios, se establece que su acción puede desarrollarse tanto en un plano biológico como psicológico. La propuesta más citada es que los azúcares del chocolate aumentan el nivel de serotonina en el cerebro y, por esta razón, mejora el estado de ánimo.

Se han registrado evidencias de que los mecanismos serotoninérgicos modulan la agresividad, el humor y la sensibilidad al dolor y, por este motivo, comer chocolate puede calmar el malestar. Este alimento contiene variedad de compuestos químicos como metilxantinas (teobromina, cafeína y feniletilamina) y anandamida (con afinidad por los mismos receptores que los derivados del cánnabis, como la marihuana), que intensifican las propiedades sensoriales de placer y bienestar.

Pero la conclusión más consensuada es que el principal factor de atracción del chocolate es su sabor. Se aproxima a la combinación idónea de grasa y dulzura, y destaca por su gusto agradable. Estos alimentos inducen la liberación de endorfinas en el cerebro. Por esta razón, los fármacos que bloquean la acción de las endorfinas de manera selectiva disminuyen el deseo de ingerir alimentos apetecibles como el chocolate.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
___________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Dietética y nutrición, Sobrepeso, Obesidad, Adelgazar, Perder peso, Enfermedades crónicas

El deterioro físico se acelera a partir de los 45 años


Tanto hombres como mujeres van perdiendo su buen estado físico con la edad y este declive se acelera a partir de los 45 años, según un estudio de la Universidad de Houston en Estados Unidos que se publica en la revista "Archives of Internal Medicine". Mantener un índice de masa corporal saludable, no fumar o estar activo se asocian con mayores niveles de forma física durante la vida adulta.

Los científicos, dirigidos por Andrew S. Jackson, estudiaron a 3.429 mujeres y 16.889 años de entre 20 y 96 años que participaban en el Estudio Longitudinal del Centro Aeróbico entre 1974 y 2006. Durante este estudio, los participantes completaron entre dos y 33 exámenes físicos que incluían asesoramiento sobre dieta, ejercicio y otros factores del estilo de vida además de un ejercicio en una cinta de correr para evaluar la forma física.

Los modelos estadísticos mostraron que aunque los niveles de forma física descendían de forma continua con el tiempo, la disminución no era lineal o constante y que el declive cardiorrespiratorio era mayor después de los 45 años. Este deterioro del estado físico era superior en hombres que en mujeres.

Los resultados también mostraron que estar activo, mantener un índice de masa corporal (IMC) normal y no fumar se asociaban con mayores niveles de estado cardiorrespiratorio durante la vida adulta.

La inactividad física y un IMC elevado se asociaban con una menor edad a la que se podía esperar que un individuo alcanzase los niveles cardiorrespiratorios asociados con riesgos elevados para la salud.

Los autores concluyen que dadas las altas tasas de obesidad y los bajos niveles de actividad física observados en la población general, estos resultados también sugieren que cada vez más hombres y mujeres alcanzan los niveles diseñados por las autoridades sanitarias que dan lugar a la discapacidad a una edad temprana.

Por último, los investigadores hacen una llamada de atención a que los médicos sigan recomendando a sus pacientes la necesidad de mantener el peso, realizar ejercicio y no fumar.

Autor: Salut i Força
Fuente: www.salut.org
________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Dietética y nutrición, Sobrepeso, Obesidad, Adelgazar, Perder peso, Dejar de fumar, Dejar el tabaco, Tratamiento antitabaco

Crean una web para que los pacientes con psoriasis superen sus complejos ante la enfermedad


Con motivo de la celebración el próximo jueves 29 del Día Mundial de la Psoriasis.

Pfizer ha puesto en marcha la página web www.psoriasislaverdadaldesnudo.es, donde 19 pacientes europeos han posado para una exposición fotográfica virtual con el objetivo de ayudar a los afectados a superar sus complejos ante la psoriasis.

En las fotografías, disponibles en la página web, el autor, Ralf Tooten, presenta las historias de 19 personas de 14 países, entre ellos España, que "han decidido descubrir su piel y con ello una parte de sí mismos para ayudar a otros pacientes a darse cuenta de que la psoriasis no tiene que condicionar su vida".

La campaña, en la que han participado miembros de la asociación de pacientes españoles Acción Psoriasis, también ofrece a través de la web información sobre la psoriasis y los tratamientos disponibles, así como la posibilidad de realizar una visita virtual y ver una película documental sobre las sesiones fotográficas realizadas en las Islas Canarias.

"Se puede vivir con psoriasis, la clave está en conocer la enfermedad", aseguró Javier Garrido, uno de los protagonistas de la campaña. No obstante, "después de tanto tiempo, todavía hay veces en las que mi familia y mis amigos han de insistirme para que vaya a la playa en manga corta", reconoció.

En este sentido, Garrido insistió en la necesidad de dar a conocer la psoriasis. "Sólo así, los pacientes podrán pasear sin ser observados y el resto de ciudadanos entenderá que la psoriasis es una enfermedad no contagiosa de la cual no es necesario huir", afirmó.

Autor: Salut i Força
Fuente: www.salut.org
_________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas, Psoriasis

La cifra de diabéticos en España podría duplicarse en 20 años hasta llegar a los 6 millones de afectados


El colectivo de personas con diabetes en España supera los 3 millones de personas y la previsión es que en 20 años se duplique hasta llegar a los 6 millones, a los que habría que sumar las que aún no están diagnosticadas, según informaron expertos de la Federación Española de Diabetes (FED).

Según datos del Ministerio de Sanidad y Política Social, la prevalencia estimada de esta enfermedad en España se sitúa en torno a un 6,5 por ciento para la población entre los 30 y 65 años, oscilando en diversos estudios entre el 6 y el 12 por ciento. Mientras, a nivel global, el número total de afectados excederá los 435 millones en 2030, de acuerdo con las previsiones de la Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés).

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes el próximo 14 de Noviembre, la FED ha querido insistir en la necesidad de desarrollar "planes urgentes de prevención y tratamiento de la enfermedad que incidan en la importancia de la educación, la dieta y ejercicio físico", para conseguir evitar y retrasar sus "costosas complicaciones".

De acuerdo con los datos ofrecidos en el XX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes, en España de cada 100 euros del gasto sanitario, 15 euros corresponden a la diabetes, situación que "podría poner en jaque a cualquier presupuesto futuro". De hecho, el diagnóstico y tratamiento de las complicaciones asociadas al "control insuficiente" de la diabetes representa más del 50 por ciento del gasto sanitario de esta patología.

Estas complicaciones y sus costes económicos son prevenibles invirtiendo en programas de educación y autocontrol de la enfermedad. Cabe destacar que el coste de fármacos hipoglucemiantes (9,3%) y material de autocontrol (0,6%) en su conjunto, representa menos del 10 por ciento del gasto total de la diabetes.

Respecto a la inversión en salud y, particularmente en diabetes, "España está por debajo del nivel que le corresponde comparado con países del entorno europeo", aseguró el presidente de la FED, el doctor Ricardo García- Mayor.

"Hay que tener en cuenta que si la mayor partida de este gasto se debe a las complicaciones asociadas a un control deficiente de la diabetes, resulta lógico pensar que se debería invertir más en prevención, diagnóstico precoz y educación diabetológica (tanto del paciente como del personal sanitario implicado)", explicó.

Autor: Salut i Força
Fuente: www.salut.org
_________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

martes, 27 de octubre de 2009

Corazón y células madre, aliados


Los pacientes infartados ven con cierto optimismo la utilización de células madre en su recuperación.

Según se desprende de un estudio piloto desarrollado por un grupo de investigadores del Instituto de Ciencias del Corazón de Valladolid (Icicor), el estado de este tipo de enfermos mejora en su sintomatología tras el implante de las células en el corazón.

Aunque por el momento, el proyecto se ha utilizado en un total de seis pacientes, los resultados hacen albergar esperanzas al equipo de expertos que trabaja sobre esta cuestión. El nuevo procedimiento que se estudia en Valladolid podría convertirse en una alternativa a los métodos tradicionales, sobre todo en aquellos casos en los que el deterioro de las arterias conlleva un alto grado de riesgo quirúrgico.

Para el implante, se utiliza un sofisticado sistema denominado NOGA y, tras un proceso electromecánico, se detectan las zonas dañadas del corazón. Es entonces cuando los especialistas proceden a la administración de las células mesenquimales, previamente multiplicadas en el Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM).

"Contenidos e Información de Salud"
Estar BIEN 2009 - Octubre 2009
__________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

Los pacientes con esclerodermia tienen mayor riesgo de padecer algún tipo de cáncer de piel


Los pacientes que sufren esclerosis sistémica (también conocida como esclerodermia) podrían tener un riesgo mayor de padecer cáncer de piel, según un estudio español presentado en el congreso anual del American College of Rheumatology, que se ha celebrado recientemente en Philadelphia (Estados Unidos).

El trabajo, titulado “Incidencia del cáncer en pacientes con esclerosis Sistémica en España” y realizado por los doctores Beatriz E. Joven, Regina Fare, Francisco J. Colina, Belén Ramos y Patricia Carreira, del Hospital 12 de Octubre de Madrid, ha tenido como objetivo principal estudiar si existían diferencias sustanciales en el número de neoplasias entre los pacientes con esta enfermedad reumática y aquellos que no la padecían.

La esclerosis sistémica es una enfermedad reumática que afecta sobre todo a la piel provocando que se ponga rígida y dura, aunque también pueden verse dañados otros órganos como son el corazón, los pulmones, el intestino o los riñones. Pese a que puede aparecer a cualquier momento de la vida, es más habitual en mujeres de mediana edad.

Según ha explicado la Dra. Regina Fare, “se han encontrado diferencias significativas en el número de pacientes con esclerodermia que han desarrollado cáncer de piel y el grupo control que ha participado en el estudio. De hecho, se triplica el riesgo de padecer este tipo de tumor entre las personas que padecen esta enfermedad reumática, según los datos extraídos de nuestra investigación”.

Mayor protección solar
Un incremento de la protección solar desde el primer momento del diagnóstico de esclerosis sistémica podría ser beneficioso para reducir en el futuro la incidencia de estos tumores cutáneos en este grupo de pacientes. “Teniendo en cuenta la gran incidencia de cánceres de piel en este sector de la población, debemos indicarles que se protejan frente al sol desde las consultas”, advierte la Dra. Fare. “De la misma manera que se hace esta recomendación en pacientes con lupus para evitar brotes, ha de hacerse también en personas con esclerosis sistémica para impedir nuevas neoplasias”.

En lo que se refiere al cáncer de mama, entre los pacientes participantes en el estudio se ha observado una mayor incidencia de este tipo de neoplasia en las personas con esclerosis sistémica. Sin embargo, y como ha afirmado la Dra. Fare, “aunque los datos dan qué pensar, nos ha sorprendido no poder encontrar una relación directa entre ambas dolencias, por lo que tendremos que seguir investigando en este sentido”. “Se partía del hecho de que este tipo de cáncer se ha encontrado asociado a la esclerosis sistémica en otros estudios, por lo que nos ha sorprendido no encontrar esta asociación más claramente. Nosotros encontramos un aumento en la incidencia de este cáncer en nuestros pacientes, pero no es significativa desde el punto de vista estadístico”, ha añadido la Dra. Patricia Carreira.

En este estudio han participado 270 pacientes con esclerosis sistémica, de los que se tienen datos de su evolución desde 1989 y que han sido controlados de manera periódica. El Congreso Anual de la ACR ha contado este año con una presencia destacada de especialistas e investigadores españoles gracias, entre otros motivos, a las Becas ACR que la Sociedad Española de Reumatología (SER) ha concedido en colaboración con Amgen. Con ellas, se ha facilitado la asistencia, alojamiento e inscripción al congreso a cerca de una treintena de investigadores españoles.

Autor: Salut i Força
Fuente: www.salut.org
________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas, Enfermedades autoinmunes

Relacionan la irritabilidad del niño con sus genes y la ansiedad de la madre


13er Congreso Nacional de Psiquiatría.

El ambiente que rodea al niño y la inestabilidad de la madre influyen en su vulnerabilidad. Pero, ¿cómo se le puede proteger? Un estudio español, presentado en el Congreso Nacional de Psiquiatría, estable ce los primeros pasos. Han comprobado que el temperamento de la madre y los genes del niño influyen en su irritabilidad, explica Julio Sanjuán Arias, investigador del Clínic de Valencia.

El estudio multicéntrico que ha coordinado sobre factores ambientales en la depresión posparto, con 1.800 mujeres y 11 centros, comenzó en 2004. Desde ese año, se estudió en paralelo a más de 300 de los niños de estas mujeres. Analizaron sus genes de los cordones umbilicales. Los controlaron a las 24 horas del nacimiento, a las 8 semanas, a las 32, a los 18 meses y a los 3 años. "Vimos que a las 24 horas de nacer había una correlación entre el gen del transportador de la serotonina y el codificador del receptor D4 de dopamina con el temperamento del recién nacido", dice Sanjuán.

A los tres meses de vida del bebé, hallaron una correlación con la ansiedad de la madre. "Observamos que hay niños que tienen un mayor nivel de irritabilidad, proporcional a la ansiedad de la madre, pero otros son tranquilos aunque la madre sea ansiosa, y ahí es donde los polimorfismos están implicados", recalca. Aunque, "lo que aún no sabemos —sostiene— es si esto se traducirá en una patología a posteriori y en cuál".

Estas premisas dibujan un futuro predictivo. Sería posible la inclusión del test genético como medidor de factor de riesgo para la predisposición a ansiedad o depresión de las embarazadas, y las repercusiones sobre su hijo. "Los datos apuntan a que podríamos hacer pruebas genéticas futuras", afirma.

Fuente: Gaceta Medica.com- 26/10/2009
“Contenidos e Información de Salud, 2009”
__________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Medicina predictiva y genómica, Medicina predictiva y preventiva, Genética humana

Té y café, ¿con o sin leche?


Se analiza si su adición modifica la actividad biológica de los compuestos antioxidantes de estas bebidas.

La combinación automática y aprendida de muchos alimentos no siempre es idónea si se pretende maximizar el rendimiento nutritivo de cada uno de ellos. Éste es el caso del café y el té, dos bebidas de consumo cotidiano y frecuente. El primero, mezclado con leche, es habitual tanto en los desayunos como en el tentempié, una mezcla que se discute por la posibilidad de que reduzca la capacidad antioxidante de sus compuestos o que afecte a la biodisponibilidad de algún nutriente de la leche. En relación al té, se debate si la adición modifica la actividad biológica de la planta, es decir, la acción preventiva antioxidante y vasodilatadora de las catequinas, y en qué medida.

Té, cómo tomarlo
El té es una bebida universal y la segunda, después del agua, más consumida en todo el mundo. Cada país tiene costumbres distintas a la hora de prepararlo y degustarlo: al natural, con limón, con azúcar, aromatizado con especias (clavo, canela, cardamomo, jengibre...) o con leche. Los estudios epidemiológicos sugieren que los alimentos ricos en flavonoides podrían reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer por su acción antioxidante. La evaluación científica ha comprobado que el té (negro, rojo, verde, blanco) tiene una actividad biológica intensa, mediada por su riqueza en catequinas, un tipo de compuestos fenólicos antioxidantes de la familia de los flavonoides, y sus principales compuestos bioactivos.

La evidencia científica ha constatado los efectos antioxidantes, antiinflamatorios y vasodilatadores del té y, por ende, su respuesta de protección frente a las enfermedades cardiovasculares, que ha quedado reflejada en multitud de estudios experimentales y clínicos.

El dilema que se plantea con algunos compuestos bioactivos naturales en las plantas es que demuestran una gran actividad "in vitro", que no se refleja con la misma intensidad "in vivo" ya que el organismo humano no los absorbe o asimila bien. Al hilo de esta disyuntiva, el debate se centra en la ingesta conjunta de té y otros alimentos como la leche, una práctica tradicional en países como el Reino Unido e India. ¿Modifica la actividad biológica del té? Se analiza su acción en las catequinas y el grado de ésta.

Con leche, ¿mezcla desafortunada?
En un estudio realizado por investigadores alemanes de la Charité Universitätsmedizin, en Berlín, para comprobar la respuesta sobre la función endotelial del té solo o con leche, se midió la "dilatación mediada por flujo" (DMF) de los vasos sanguíneos, un marcador de enfermedad coronaria. No observar una alteración en este parámetro es indicador de un endotelio funcional, mientras que el deterioro de la DMF representa disfunción vascular. Este marcador se midió por ultrasonido de alta resolución vascular dos horas después de la ingesta de la bebida. En el experimento se comprobó que el resultado era distinto según cómo se tomara el té: con o sin leche.

Para la investigación se reclutaron mujeres postmenopáusicas sanas, quienes tuvieron que superar un completo análisis clínico que determinaba su aptitud para el estudio, con valores normales para el perfil lipídico, la presión arterial, el índice de masa corporal, la hormona tiroidea y los esteroides sexuales.

El té se preparó siempre de la misma manera, con cinco gramos de hojas de té negro de Darjeeling disueltos en 500 ml de agua hervida durante tres minutos. Luego se centrifugó durante 20 minutos para homogeneizar los compuestos activos. Las voluntarias tuvieron que hacer tres visitas clínicas, con tres días de diferencia entre ellas y a la misma hora del día (a las 8 de la mañana, después del ayuno nocturno). El experimento consistía en tomar una de las bebidas en cada visita: 500 ml de agua hervida con té negro, la misma cantidad pero con un 10% de leche desnatada e igual ración pero con un 10% de agua adicionada (para lograr la misma dilución que en el té con leche).

Los resultados mostraron que el consumo mejoró de forma significativa la "dilatación mediada por flujo" en las participantes en comparación con la ingesta de agua, mientras que la adición de leche mitigó los efectos vasculares positivos del té.

Los investigadores también midieron las concentraciones de los compuestos del té en las tres preparaciones (recién elaborado, centrifugado y con leche), entre ellos, los distintos tipos de catequinas (EC o epicatequina, EGC o epigalocatequina, ECG o epicatequina galato, EGCG o epigalatocatequina galato). El resultado más llamativo fue que la adición de leche al té disminuyó la concentración de todas las catequinas, pero no la de otros componentes como la teobromina y el ácido gálico. De los diversos tipos de proteínas de la leche, las caseínas, según los autores, muestran más afinidad para formar complejos con las catequinas del té e inhibir sus efectos vasculares positivos.

Reacción química, a debate
En otros estudios no se ha probado la acción de la leche sobre las propiedades antioxidantes del té. Algunos autores dudan de que esta consecuencia negativa a la que se alude se deba a la formación de complejos entre las catequinas y la caseína. Sugieren que, de constituirse, después de un tiempo de digestión en el estómago, al llegar al tracto intestinal se decompondría la caseína en sus péptidos y aminoácidos por acción de las enzimas digestivas y se liberarían las catequinas. Plantean la hipótesis de que, tras la disgregación de las proteínas lácteas, la absorción de las catequinas libres sucede más tarde, por lo que sus efectos saludables no serán tan inmediatos. Esta disyuntiva obliga a esperar a los resultados de más investigaciones para dotar de mayor evidencia al asunto antes de sacar conclusiones prematuras.

¿Y el chocolate y el café?
En Francia se ha llevado a cabo un estudio con una base similar al primero: comprobar los efectos de la adición de la leche sobre las propiedades antioxidantes del café. Se parte de la base de que el café provee a la dieta de ácido 5-o-cafeoilquínico, considerado un tipo de ácido clorogénico reconocido por su poder antioxidante. Los autores comprobaron que añadir un 25% de leche provoca la unión del 40% de ácido clorogénico a las proteínas de esta bebida. Comprobaron "in vitro" que estas interacciones químicas tienden a disminuir durante la digestión gástrica e intestinal, un aspecto que sugiere que la adición de leche al café no tendrá ningún efecto significativo en el poder antioxidante de éste.

El chocolate negro es una fuente dietética interesante de catequinas. Por analogía, el consumo del producto puro conservará su capacidad antioxidante. ¿Pero qué ocurre con el chocolate con leche en pastillas o a la taza? Hasta ahora se sabe que la concentración de antioxidantes en el chocolate puro es mayor que en la mezcla.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_______________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas, Medicina antienvejecimiento, Radicales libres, Antioxidantes, Estres oxidativo, Edad biológica

lunes, 26 de octubre de 2009

Describen el mecanismo molecular por el que la dieta mediterránea y el aceite de oliva virgen reducen la hipertensión


La investigación demuestra que este tipo de aceite modifica la estructura y composición lipídica de la membrana de los glóbulos rojos

Los mecanismos moleculares que explican por qué la dieta mediterránea y la enriquecida con aceite de oliva virgen es capaz de reducir la presión arterial en pacientes hipertensos han sido descritos en un estudio realizado por un equipo dirigido por la investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Valentina Ruiz-Gutiérrez. La investigación ha demostrado que el aceite de oliva virgen es capaz de modificar la estructura y composición lipídica de la membrana de los eritrocitos o glóbulos rojos, alterada en los pacientes hipertensos. Este trabajo, en el que participan investigadores del Instituto de la Grasa (CSIC) y de la Universidad de las Islas Baleares, junto con grupos de Sevilla, Málaga y Barcelona, se publica en el último número de la revista "Hypertension".

El estudio fue realizado en 36 pacientes tras un año de intervención en su alimentación con dieta mediterránea. Los pacientes fueron reclutados para el proyecto PREDIMED, una iniciativa que pretende demostrar el papel de la dieta mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular. Este proyecto científico aportó en el año 2006 las primeras evidencias científicas de que la dieta mediterránea reduce los factores de riesgo cardiovascular. Ahora los investigadores explican cómo el aceite de oliva virgen tiene un efecto hipotensor a escala molecular. Los participantes fueron distribuidos en tres grupos de intervención. Dos de estos grupos consumieron una dieta mediterránea suplementada, bien con aceite de oliva virgen o con frutos secos. El tercer grupo del estudio siguió una dieta baja en grasas, de acuerdo con las recomendaciones habituales en la práctica clínica actual.

Esta investigación evidencia que el consumo de aceite de oliva logra que la composición química y el comportamiento de la membrana de los glóbulos rojos vuelvan a parámetros normales. Después de la intervención dietética, se apreció un descenso en el contenido de colesterol en los eritrocitos de los pacientes estudiados, así como un incremento en algunos fosfolípidos de la membrana. Esta reestructuración de las propiedades físicas y químicas de la membrana de los glóbulos rojos se observó mediante difracción de rayos X, en el HASYLAB de Hamburgo, Alemania.

Estos datos sugieren que la dieta de estilo mediterráneo modifica la estructura de las membranas y afecta al metabolismo lipídico, que está muy alterado en pacientes con hipertensión. "La modulación que se da en los cambios de la membrana del eritrocito proporciona una nueva perspectiva molecular para establecer una buena base científica por la que la dieta mediterránea beneficie a sujetos con hipertensión", explica la investigadora del CSIC.

El grupo de investigación de Ruiz-Gutiérrez señaló por primera vez ya en 1995 los beneficios de una dieta enriquecida con aceite de oliva virgen sobre la hipertensión arterial. Este equipo pionero estableció la influencia de la alimentación sobre distintos parámetros relacionados con la estructura y la funcionalidad de la membrana del eritrocito.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
____________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Dietética y nutrición, Enfermedades crónicas

El consumo moderado de bebidas fermentadas podría tener beneficios en la prevención de enfermedades cardiovasculares


Gemma Vilahur, del Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC) de Barcelona ha dado a conocer los resultados de diversas investigaciones sobre bebidas fermentadas en el 31º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Zaragoza). Las personas adultas que consumen de forma moderada bebidas fermentadas podrían tener menos riesgo de sufrir infarto de miocardio y otras complicaciones cardiovasculares.

El consumo moderado de bebidas fermentadas (cerveza, vino o sidra) podría tener un efecto protector adicional frente a enfermedades cardiovasculares, según demuestran diversos estudios científicos de ámbito nacional e internacional. Así lo expresa la doctora Gemma Vilahur, del Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC) de Barcelona, durante un simposio que se celebró la semana pasada en el marco del 31º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria y que ha tenido lugar en Zaragoza.

El consumo abusivo de alcohol puede tener efectos nocivos sobre la salud. Sin embargo, según los expertos, el riesgo de sufrir un infarto es entre un 40% y un 50% más bajo en aquellas personas que beben alcohol de forma moderada que en aquellas personas cuyo consumo es cero. Según la Dra. Gemma Vilahur, “el consumo moderado de cerveza incrementaría el colesterol cardiosaludable o “HDL” y ejercería efectos antiinflamatorios y antioxidantes notables”.

Durante la jornada también se destacó que no todas las bebidas con contenido alcohólico parecen demostrar los mismos efectos. Aunque existen discrepancias, son varios los estudios que han señalado que las bebidas fermentadas de baja graduación (cerveza, vino, cava y sidra), ricas en polifenoles, tienen un mayor efecto protector que otros tipos de bebidas.

De hecho, algunos efectos observados como el aumento de la concentración sérica de HDL colesterol, la reducción del fibrinógeno y la disminución de la capacidad y velocidad de oxidación de las partículas del LDL colesterol, se atribuyen al etanol contenido en estas bebidas fermentadas. Además, otros efectos como la reducción de la concentración de las moléculas de adhesión linfocitarias y monocitarias que retrasan la aparición y desarrollo de la arteriosclerosis se deben al contenido no alcohólico de estas bebidas, principalmente a los polifenoles.

En este sentido, se han realizado ensayos clínicos en los que se han valorado los efectos del consumo moderado de una bebida rica en polifenoles (cerveza o vino) frente a una bebida pobre en esta sustancia, sobre diferentes factores de riesgo vascular. Se ha comprobado que las ricas en polifenoles tienen un mayor efecto antiarteriosclerótico, antiinflamatorio y antitrombótico que las pobres en polifenoles, por lo que parece que los efectos beneficiosos de determinadas bebidas como las fermentadas de baja graduación se deberían tanto al etanol como a las sustancias no alcohólicas, principalmente polifenoles, que contienen.

Estudio español
El Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC), centro mixto Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) e Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (ICCC), dirigido por la Prof. Lina Badimon, ha iniciado una investigación para analizar a nivel molecular, celular y funcional, los posibles Efectos cardioprotectores asociados a un consumo moderado de cerveza en un modelo porcino de infarto agudo de miocardio similar al humano.

Propiedades de las bebidas fermentadas
La cerveza es una bebida fermentada, de baja graduación alcohólica (4º-5º), con unas características específicas en su composición que la diferencian del resto de bebidas y le confieren un especial interés nutritivo. Elaborada a partir de ingredientes naturales -agua, cebada malteada y lúpulo-, tiene un bajo contenido calórico (45 kcal/100 ml) y diversos nutrientes como vitaminas del grupo B (especialmente ácido fólico), fibra y minerales (silicio, potasio, magnesio, calcio y poco sodio).

La cerveza posee más de 2.000 componentes que proceden de ingredientes como el lúpulo y la cáscara de cebada o que son consecuencia del proceso de fermentación de estas materias primas.

Igualmente, otros estudios han constatado que el consumo moderado de bebidas fermentadas está asociado a personas que llevan una dieta más saludable, es decir, que ingieren más cantidades de pescado, verduras, frutas, cereales y utilizan el aceite de oliva para cocinar.

El consumo moderado de bebidas fermentadas puede formar parte de una alimentación saludable como la Dieta Mediterránea actual, por las propiedades que les confieren su baja graduación y las materias primas con las que están elaboradas. Por este motivo, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), incluye en la Pirámide de la Alimentación Saludable –principal referencia en materia nutricional de nuestro país- las bebidas fermentadas (cerveza, vino, cava o sidra) de forma opcional y moderada.

Desde su fundación en 1998, el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), entidad de carácter científico que promueve la investigación sobre las propiedades nutricionales del consumo moderado de cerveza y su relación con la salud, ha querido dar respuesta a la demanda informativa existente en nuestro país en torno a esta bebida apoyando todas aquellas iniciativas relacionadas con su investigación y proporcionando a los profesionales sanitarios y la sociedad información objetiva y contrastada, bajo la supervisión de los profesionales de la medicina, la dietética y la nutrición que conforman el Comité Científico de esta entidad.

Autor: SINC
Fuente: http://www.plataformasinc.es/
________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Dietética y nutrición, Enfermedades crónicas

viernes, 23 de octubre de 2009

La diabetes afecta a 30.000 niños menores de 14 años en España


En España la incidencia de diabetes mellitus en la infancia y adolescencia es de 15,9 por cada 100.000 niños, lo que significa que afecta a más 30.000 niños menores de 14 años, según explicaron expertos en diabetes, reunidos para la presentación del proyecto "Carol tiene diabetes", una nueva herramienta que pretende fomentar la integración de estos niños en las aulas de educación primaria.

La diabetes tipo 1 es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia. Se caracteriza por la falta de producción de insulina y, en consecuencia, por un aumento de la glucosa en sangre o glucemia, de forma que medirse la glucosa en sangre varias veces al día, autoinyectarse insulina de forma subcutánea y realizar una dieta adecuada, son algunos de los pilares importantes de su tratamiento.

Esta situación a la que se tienen que enfrentar diariamente puede dificultar la integración de estos niños en la escuela. Por este motivo la Fundación para la Diabetes ha puesto en marcha el proyecto "Carol tiene diabetes" cuya protagonista está basada en Edurne, una niña de la vida real con diabetes que para controlarla tiene que medirse el nivel de glucosa en la sangre, pincharse insulina y prestar atención a lo que come, tanto en casa como en la escuela.

El objetivo de este proyecto es, por tanto, informar a los profesores y compañeros del niño con diabetes en educación primaria sobre la enfermedad y su tratamiento, y fomentar así la plena integración del niño en el entorno escolar.

Según explicó el patrono de la Fundación para la Diabetes, Rafael Arana, esta herramienta es una respuesta a la necesidad manifiesta de padres y alumnos, por un lado y profesores, por otro, de contar con materiales que les permita acercarse a la diabetes y lo que conlleva.

"Los datos de un estudio realizado por la Fundación para la Diabetes concluía que el 99% de los profesores reclamaba mayor información sobre la diabetes con el fin de explicarla en clase y de favorecer la plena integración de los niños con diabetes. Asimismo, 8 de cada 10 padres de niños con diabetes piensa que los profesores deberían estar mejor informados sobre la enfermedad", señaló.

Además, se ha tenido en cuenta que con frecuencia los niños con diabetes, bien por el temor de los padres, bien por el desconocimiento de los profesores, no disfrutan de actividades extraescolares como excursiones, convivencias de fin de semana o similares.

Esta iniciativa, formada por diferentes materiales informativos y educativos, entre los que destaca una película animada, que será presentada públicamente durante el Simposio "Nuevas Tecnologías, Comunicación y Diabetes" que organiza la Fundación para la Diabetes el próximo sábado 24 de octubre.

Así, se pretende que este material de respuestas a preguntas que se formulan profesores y compañeros del niño con diabetes tipo 1 sobre su tratamiento. "Sin duda, el conseguirlo hará que el niño pueda integrarse perfectamente en el aula sin convertirse, como ocurre a veces, en objeto de observación e incluso de discriminación", advirtió el psicólogo Iñaki Lorente. Esta iniciativa está compuesta por diferentes materiales didácticos y educativos como un CD Rom con un cortometraje de 7 minutos, animaciones y fichas didácticas, carpetas de presentación para endocrinólogos y educadores en diabetes, y pósters de para las consultas de los hospitales.

Todo ello, con un lenguaje que se adapta a la edad cronológica de los niños del aula donde se va a desarrollar, y "utilizado como referentes los ciclos en los que está dividida la Educación Primaria en España", destaca. Asimismo, este psicólogo añade que el contenido se ha diseñado "de manera modular para que el profesor pueda abordar algún aspecto puntual sobre la diabetes tipo 1 sin que para ello tenga que trabajar con todo. Esto le permite introducir las fichas explicativas y de trabajo en el marco de las asignaturas habituales como Lengua, Matemáticas o Conocimiento del Medio, entre otras", destaca Iñaki Lorente.

Autor: Salut i Forca
Fuente: www.salut.org
___________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas

La tasa de gripe clínica en niños de entre 5 y 14 años se eleva hasta los 251 casos por cada 100.000 habitantes


El virus H1N1 provoca más del 95% de los casos registrados en España en esta franja de edad

A lo largo de la última semana se ha registrado un fuerte aumento de la tasa de gripe clínica en los niños de entre 5 y 14 años, que ha llegado hasta los 251 casos por cada 100.000 habitantes, más del doble de la tasa nacional (98,51 por 100.000) que recoge la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III. Estos datos proceden de las estimaciones realizadas a partir de la información remitida por la Red de Médicos Centinelas del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Los niños se mantienen como el grupo de edad más castigado por la gripe, ya que de los 44.084 casos de gripe clínica registrados durante la citada semana, casi uno de cada tres casos (30%) se diagnosticó en menores de 5 a 14 años. Además, el 95,3% de los casos de gripe clínica detectados en España en esta franja de edad está provocado por el nuevo virus H1N1.

Respecto a la semana pasada, cuando se registraron 233 contagios por 100.000 habitantes de 5 a 14 años, la tasa aumenta en casi 20 puntos. Sin embargo, el incremento en la tasa de incidencia gripal en esta semana es bastante menor (4%) que el registrado en las dos últimas semanas (que fue de un 44% y un 23%). Tras este grupo de edad, las mayores tasas de incidencia de gripe se registran en el grupo de los menores de 5 años, seguidos del grupo de 15 a 44 años, según los datos de la Red de Médicos Centinela.

Por otra parte, el Ministerio de Sanidad y Política Social convocó una reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) que se celebró ayer, 22 de octubre, con el objetivo de fijar de forma definitiva los grupos de riesgo que se vacunarán contra la gripe A. Entre estos grupos sólo se incluye de momentos a los niños que padezcan alguna enfermedad crónica.

Ya han comenzado a llegar a España las vacunas de Novartis y GSK, autorizadas por la Agencia Española del Medicamento, por lo que la campaña empezará a finales de octubre o principios de noviembre. Los grupos que primero serán inmunizados frente a la gripe A son las embarazadas, enfermos crónicos, personal sanitario y trabajadores de servicios esenciales -Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, bomberos y personal de Protección Civil-, tal como confirmó la propia ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, en el Congreso de los Diputados.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_______________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Gripe A, H1N1, Influenza, Tratamiento preventivo Gripe A, Diagnóstico confirmación Gripe A, Análisis Gripe A, Enfermedades crónicas

jueves, 22 de octubre de 2009

Sofocos a insomnio, la realidad de la mitad de las mujeres con menopausia


Seis de cada diez mujeres españolas sufren sofocos durante la menopausia y la mitad padece trastornos del sueño, según señalaron hoy expertos de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), con motivo de la celebración del día internacional de este proceso biológico, bajo el lema "Recicla tu menopausia", que tiene el objetivo de animar a la mujer a que acuda al especialista.

En concreto, el presidente de la AEEM, Javier Ferrer, señaló que, según datos de un estudio realizado en 10.514 mujeres en Atención Primaria, cerca del 58 por ciento de ellas sufren sofocos, casi la mitad tienen alteraciones del sueño y el 46, 3 por ciento muestra irritabilidad en su carácter. Además, el 38 por ciento tiene humor depresivo, y cerca del 50 por ciento padece artralgias (dolor de articulaciones).

En cuanto a la salud general de las mujeres menopáusicas, el doctor Ferrer señaló que, en general, "es necesario cambiar los hábitos", ya que, según reflejan los datos, el 53,6 por ciento no realiza actividad física, el 44,3 por ciento padece obesidad y el 36,6 por ciento hipertensión. Asimismo, sólo tres de cada diez mujeres ingieren productos lácteos, y un porcentaje similar consume tabaco.

Por su parte, el presidente del Council of Affiliated Menopause Societies (CAMS), Santiago Palacios, señaló que "los mensajes que se mandan a la mujer son de hace cinco o seis años. Son antiguos, y hoy hay alternativas para la mujer, que no tiene porqué sufrir", aseguró. Además, añadió que el porcentaje de mujeres mayores de 50 años es cada vez mayor, y, actualmente, el 10,55 por ciento de las personas en el mundo son menopáusicas. Este experto destacó la necesidad de individualizar el tratamiento, porque "no todas las personas son iguales", ni sufren los mismos síntomas, que dependen de factores como la alimentación.

"Hay que individualizar, porque no sirve lo mismo para todas las personas, y no sólo hay sofocos, sino que también sufren insomnio o dolores articulares, sobre todo las mujeres asiáticas", dijo. Respecto al sexo, este experto apuntó que los estudios muestran que los varones mayores de 60 años tienen relaciones sexuales con más frecuencia que las mujeres de la misma edad, "cuando el envejecimiento es el mismo". "Hay que informar y quitar y superar miedos hacia los tratamientos", precisó.
Según recordó, la menopausia es un término biológico, pero a su vez lleva consigo otros conceptos y problemas asociados, como los conflictos con la pareja, problemas fisiológicos y psicológicos, o deficiencias hormonales. "Es el fin de la fertilidad, pero no el de la feminidad", apuntó.

Terapia hormonal sustitutiva
Respecto al tratamiento hormonal sustitutivo y sus posibles efectos secundarios, este experto indicó que "hay que darlo en la menor dosis posible y durante el menor tiempo posible, pero a la mujer que lo requiera". Según señaló, estudios antiguos muestran que esta terapia podría ser la causa de cáncer de mama en una de cada 7.000 mujeres al año, y de trombosis en dos de cada 10.000. "Queremos que se dé información con valores absolutos, y no relativos", denunció.

Asimismo, el presidente electo de la AEEM, Rafael Sánchez Borrego, indicó que "el 85 por ciento de las mujeres sufren algún tipo de sintomatología durante la menopausia", aunque matizó que no es lo mismo tener síntomas leves que otros más agudos, como pérdida de líbido o insomnio, lo que hará a esa mujer candidata al tratamiento.
En concreto, el doctor Sánchez Borrego indicó que dos de cada diez mujeres menopáusicas sufren una alteración sexual, como atrofia vaginal o dolor en el coito, que este experto considera "trastornos que se pueden compensar".

En cuanto al porcentaje de mujeres que se someten a la terapia hormonal sustitutiva en España, este experto señaló que "es muy bajo" y apenas llega al cuatro por ciento, una cifra que posiciona a España entre los países con menor tasa de mujeres tratadas. "En algunas zonas no se llega ni al uno por ciento", lamentó.

Autor: EP | Madrid
Fuente: www.abc.es
_____________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Medicina Osteoarticular, Enfermedades crónicas

El riesgo de fractura de cadera aumenta tras el diagnóstico de enfermedad cardiovascular


El riesgo de fractura de cadera es significativamente mayor después de un diagnóstico de enfermedad cardiovascular, según un estudio realizado en gemelos por investigadores de la Universidad de Uppsala en Suecia. Un análisis posterior de los investigadores también sugiere una predisposición genética al desarrollo de enfermedad cardiovascular y fracturas. Los resultados del trabajo sueco se publica en la revista "Journal of the American Medical Association" (JAMA).

Los investigadores, dirigidos por Ulf Sennerby, utilizaron información de 31.936 gemelos del registro sueco de gemelos para investigar la asociación entre episodios cardiovasculares y el riesgo futuro de fractura de cadera y para examinar hasta dónde llegaba la relación atribuible a los genes o asociada con otros factores del estilo de vida. Los gemelos habían nacido entre 1914 y 1944 y fueron seguidos hasta los 50 años de edad.

Los investigadores descubrieron que la tasa absoluta de fracturas de cadera era superior después del diagnóstico de fallo cardiaco o ictus en comparación con después de un diagnóstico de aterosclerosis periférica o enfermedad cardiaca isquémica y que la más baja se daba en aquellos sin diagnóstico de enfermedad cardiovascular.

En comparación con los individuos sin enfermedad cardiovascular, los pacientes con fallo cardiaco tenían una tasa cuatro veces mayor de fractura de cadera y en los individuos con un ictus esta tasa era cinco veces mayor. La tasa de fractura de cadera elevada estaba también presente después del ictus isquémico, el ictus hemorrágico, la aterosclerosis periférica y la enfermedad cardiaca isquémica.

Los autores señalan que los gemelos idénticos sin fallo cardiaco e ictus también tenían, después de que sus hermanos hubieran sufrido estos trastornos, una mayor tasa de fractura de cadera. Estos hermanos "pseudoexpuestos" al fallo cardiaco tenían 3,7 veces más riesgo de fractura de cadera y en el caso de que sus hermanos hubieran padecido un ictus hasta 2,3 veces más riesgo.

Según los investigadores, el mayor riesgo de fractura de cadera en estos gemelos "pseudoexpuestos", sobre todo en el caso de los gemelos idénticos, es una indicación de la predisposición genética al desarrollo de enfermedad cardiovascular y fracturas. La mayor parte del incremento en la tasa global de fracturas de cadera después del fallo cardiaco parece deberse a los genes o a factores ambientales compartidos al inicio de la vida.

Autor: Salut i Força
Fuente: www.salut.org
______________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Enfermedades crónicas, Medicina osteoarticular, Enfermedades autoinmunes

Mutaciones en los genes maternos podrían estar detrás de la obesidad


Un artículo realizado por científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), publicado este mes en "The Obesity Society", abre una nueva vía de investigación para encontrar nuevos tratamientos contra la obesidad, que apuesta por conocer la información genética de cada individuo para poder recomendarle en su caso, la dieta ideal.

Los autores de este trabajo, los investigadores de la Red Consorciada Francesc Villarroya, Joan Villarroya y Marta Giralt, explican en su estudio que el ADN juega un papel fundamental en la transferencia de información genética.

En concreto, apuntan la posibilidad de que determinadas mutaciones en los genes mitocondriales --los que se heredan de la madre-- estén detrás de la aparición de la obesidad en determinadas personas e influir en casos de diabetes y cáncer.

Existen dos tipos de ADN: el mitocondrial y el nuclear. El primero se encuentra en las mitocondrias, central de energía de la célula y se hereda únicamente de las madres. El segundo se halla en el centro de las células del cuerpo y se transmite de padres a hijos. El ADN mitocondrial es una fuente genética muy resistente y se encarga de codificar componentes clave para el gasto energético.

Según explica Villarroya, director del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona, "teniendo en cuenta que la obesidad es el resultado de una acumulación excesiva de grasa corporal producida por un desequilibrio en el balance energético, las mutaciones que experimenten los genes mitocondriales podrán contribuir a la aparición de esta afección, además de influir en diabetes y cáncer".

"Los cambios que experimentan los genes del ADN mitocondrial están condicionados por la naturaleza del sujeto. Al heredarse por vía materna, las personas emparentadas tienen el mismo ADN mitocondrial, pero si muestran cantidades distintas de ADN mitocondrial en el tejido adiposo, también presentarán discordancias en la obesidad", aseveró.

"Además, el ADN mitocondrial y su cantidad condicionan la respuesta de un individuo a una ingesta de calorías alta. Por ello, la naturaleza y cantidad del ADN mitocondrial influirá decisivamente en la facilidad o complejidad que experimente un sujeto a la hora de quemar el exceso de energía consumida", añadió.

"Estudios recientes han demostrado que los genes intervienen en el llamado centro del hambre, en la regulación del peso, en la distribución del tejido graso en diferentes partes del cuerpo, así como en el gasto energético", recordó el investigador. Además, añadió, "el balance energético de una persona puede estar influenciado, hasta en un 40 por ciento, por su herencia genética, afectando tanto a su apetito como a su metabolismo y composición corporal". Hasta el momento tan sólo se han detectado algunos de los genes implicados en la aparición de la obesidad, ya que es posible que su número supere la cifra de los 25.000.

Autor: Salut i Força
Fuente: www.salut.org
_________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Medicina Predictiva y genómica, Medicina Predictiva y preventiva, Genética humana, Dietética y nutrición, Sobrepeso, Obesidad, Adelgazar, Perder peso

miércoles, 21 de octubre de 2009

Zapatos: dejan huella en nuestra salud


El calzado ha de ser cómodo, funcional y con un tacón de no más de cuatro centímetros. Caminar con comodidad y cuidar la columna, evitar lumbalgias y artrosis vertebrales, los objetivos.

Ni el corazón, ni el cerebro: en cuanto a mecánica, el elemento más complejo del cuerpo humano es el pie. O lo que es lo mismo, una excelsa obra de ingeniería compuesta por 26 huesos, 33 articulaciones, 19 músculos y más de 100 tendones que lo convierten en un todoterreno capaz de adaptarse a cualquier superficie que pise y de recorrer miles de kilómetros a lo largo de nuestra vida. Al cabo del día, una persona da de media entre 8.000 y 10.000 pasos, lo que en un año supone más de 3 millones de pasos.

Pues bien, la forma en que se den esos pasos reviste su importancia para la salud. Porque más allá de servir para que nos movamos de un lugar a otro, los pies soportan el peso del cuerpo y lo hacen de tal modo que constituyen su principal punto de apoyo. Nadie podría discutir, llegados aquí, que los pies merecen un poco más de atención de la que reciben, y no sólo en verano, para poder lucir sandalias o chancletas, sino todo el año.

Tacones lejanos y poco saludables

La Asociación Española de Medicina y Cirugía del Pie asegura que un 70% de la población padece en nuestro país alguna enfermedad podal, pronóstico que amplían los laboratorios Cinfa, que calculan que el 85% de los españoles sufren al menos una vez en la vida problemas en los pies. Un calzado adecuado es el primer paso para evitarlos. Dejamos a veces que la mera estética, el seguir los patrones de la moda y el precio competitivo pesen demasiado en la compra del calzado, y arrinconamos dos aspectos esenciales, muy obvios: funcionalidad, esto es, que sirvan para el propósito pensado, porque no es lo mismo un zapato de lluvia que uno para buen tiempo; y comodidad, que sean fáciles de llevar y no hagan daño.

Rozaduras, uñeros, juanetes y callosidades son las repercusiones más comunes y visibles de calzar un zapato inadecuado. Pero no sólo sufren los pies: columna, cadera, rodillas y articulaciones padecen tanto o más que los pies las consecuencias de utilizar calzado muy ajustado, pequeño, con tacones elevados o de mala calidad.

Se aconseja dedicar tiempo suficiente a la compra del calzado, pensar en la función que se le va a asignar (deporte, ocio, trabajo, vida urbana, fiesta, verano) y no comprar simplemente el que más nos atraiga en un primer momento. Hay que tener en cuenta, al menos, estas cuatro cuestiones objetivas: calidad del material, flexibilidad del empeine, comodidad del uso y altura del tacón, si lo tiene. "Me encantan los tacones, me siento más segura y más atractiva con ellos". Sí, el zapato, además de su función primaria cumple otras funciones, de carácter estético y simbólico, si bien casi lo mismo puede decirse de buena parte de los artículos de consumo.

Se predica de los tacones altos que estilizan la figura y trasmiten sensualidad; además, no es que siempre acaben volviendo a ponerse de moda, sino que nunca dejan de estarlo. El problema es que todo lo que puedan tener de bonitos lo tienen de inicialmente incómodos y poco saludables. A dominarlos, e incluso a llevarlos con estilo, se aprende con la insistencia y con el paso de los años.

Pero no hay tacón alto que no perjudique la salud de quien lo calza con frecuencia. Veamos por qué. La parte delantera del pie y, sobre todo, el talón soportan el peso del cuerpo, y con el uso de tacones elevamos la altura del talón, con lo que la distribución del peso cambia: cuanto más alto es el tacón, más se carga la zona delantera. De modo que con tacones de diez o más centímetros, casi todo el peso del cuerpo se ejerce sobre los dedos del pie, lo que acabará causando problemas a las usuarias.

Además, es frecuente que el zapato de tacón alto sea abierto y de empeine bajo, lo que hace que muchas mujeres elijan una talla más pequeña de la habitual con el fin de que no baile el pie. El zapato se fija mejor, sin duda, pero al encontrarse tan prieto aumenta la presión que reciben los pies. Esta irregular distribución de los esfuerzos del pie origina, además, una sobrecarga en el antepié, a lo que hay que añadir uñeros, juanetes y dolores en la planta del pie.

Pero, de todos modos, el perjuicio más grave causado por los zapatos de mucho tacón es que rodillas y caderas se articulan en semiflexión y cuando se intenta mantener estática la columna se produce una fuerte lordosis (excesiva curvatura del cuerpo) que derivará con el paso de tiempo en lumbalgias y artrosis vertebrales. Tampoco en el otro extremo, los zapatos del todo planos, está la solución. Las hoy casi imprescindibles bailarinas o francesitas propician calambres, dolores musculares y contracturas por su nula elevación sobre el suelo.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
____________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Medicina Osteoarticular, Enfermedades crónicas

Dos millones y medio de mujeres padecen osteoporosis en España


Unos dos millones y medio de mujeres padecen osteoporosis en España, una enfermedad caracterizada por la pérdida de masa ósea, que se acentúa con la menopausia.

La prevalencia de esta dolencia es tres veces superior en la mujer que en el hombre y el 80 por ciento de las española presenta disminución de masa ósea.

Ayer, 20 de octubre, se celebró el Día Mundial de Osteoporosis, que se estima que la afecta al 17,2% de las mujeres entre los 50 y los 59 años, al 35,2% de las que tienen entre 60 y 70 años y a más del 50% de las mujeres a partir de los 70 años.

Según el doctor Manuel Sosa, Presidente de la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral (SEIOMM), "se trata de una patología que sufren principalmente las mujeres y en edades más avanzadas, concretamente afecta a 2,5 millones de mujeres de nuestra sociedad, en contraste con la cifra de hombres, que se estima que en la actualidad es de 750.000 individuos".

Los importantes cambios hormonales que afectan a la mujer durante la menopausia, sumados a un menor contenido mineral óseo en comparación con el hombre, hacen de la pérdida de densidad ósea un proceso mayoritariamente femenino. Los estrógenos son un importante protector de la masa ósea de la mujer, pero a partir de los 50 años su presencia desciende, coincidiendo con la menopausia. La menor presencia de esta hormona femenina conlleva una reducción en los niveles de densidad ósea de la mujer. Se ha observado que durante los 5 primeros años de postmenopausia, la merma de masa ósea en la mujer se sitúa entre el 2 y el 6% anual.

Asimismo, el incremento de la expectativa de vida de la mujer hace que la salud ósea sea uno de los mayores problemas de salud pública de los países desarrollados. En la actualidad, las mujeres pueden llegar a vivir una tercera parte de su vida una vez superado el período de menopausia y la previsión indica un crecimiento constante durante los próximos años.

Según afirma la International Osteoporosis Foundation, la prevención de la osteoporosis comienza con un óptimo crecimiento y desarrollo óseo durante la juventud. Los huesos son tejido vivo, y el esqueleto crece constantemente desde el nacimiento hasta la adolescencia, y alcanza la fuerza y el tamaño máximo (pico de masa ósea) alrededor de los veinticinco años. De este modo, durante los primeros 25-30 años de vida de las personas la masa ósea aumenta, lo hace en mayor o menor medida dependiendo de las ingestas de calcio y vitamina D que se hagan. Durante la cuarta década de vida la masa ósea se mantiene constante, pero a partir de los 45 años la pérdida de calcio es mayor que antes.

Por ello, según los expertos, la alimentación tiene un papel clave en el estado de salud en general y en la prevención de la osteoporosis en particular. Para ayudar a mantener una adecuada densidad ósea, numerosas evidencias científicas avalan la importancia de una alimentación equilibrada y especialmente de una dieta rica en calcio y vitamina D.

Según Meritxell Gómez, Experta del Programa NUSA (Nutrición y Salud), "el yogur es una de las fuentes de calcio más importantes de la dieta. El consumo de 3-4 productos lácteos al día ayuda a mantener a lo largo de toda la vida una buena densidad ósea, y su efecto es todavía mayor si está enriquecido con vitamina D".

Autor: E.P.
Fuente: www.salut.org
___________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Medicina Osteoarticular, Osteoporosis

martes, 20 de octubre de 2009

Identifican hasta cinco polimorfismos asociados al daño articular severo de pacientes con artritis reumatoide


Investigadores españoles han identificado hasta cinco polimorfismos genéticos asociados al daño articular severo que sufren los pacientes con artritis reumatoide, según los datos del estudio que han sido presentados en el congreso anual del Colegio Americano de Reumatología, que se está celebrando estos días en Philadelphia (Estados Unidos).

En esta investigación han participado 632 pacientes con la enfermedad diagnosticada de seis servicios de Reumatología de otros tantos hospitales españoles. Gracias al desarrollo de un microarray de ADN, se han podido estudiar a la vez 69 polimorfismos de nucleótido simple (SNP, en sus siglas en inglés) de 49 genes diferentes, que anteriormente se habían seleccionado por su impacto potencial en el desarrollo de la artritis reumatoide.

De esta forma, "algunos biomarcadores genéticos podrían ayudar a identificar los distintos grados de severidad de la destrucción en las articulaciones", según señaló la doctora del Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña, Natividad Oreiro, directora de la investigación.

Según las conclusiones del estudio, la pérdida de espacio articular y las erosiones en manos y pies se asocian sobre todo con un polimorfismo en el gen SCGB1A1 mientras que otro polimorfismo en este mismo gen, además de en el gen MMP3, se asocia al desarrollo de erosiones articulares múltiples en manos y pies.

Por su parte, los polimorfismos en los genes PDCD1 e IL4R, sin embargo, están asociados con un menor desarrollo de erosiones. Por otro lado, las personas portadoras de un polimorfismo en el gen SCB1A1 y el gen SLC22A4 tienen mayor probabilidad de someterse a cirugía articular. "Quienes poseen estos SNPs duplican el riesgo de un tratamiento quirúrgico articular en comparación con aquellos que no los tienen", destacó Oreiro.

Teniendo en cuenta que se trata de una dolencia inflamatoria que puede darse de forma diferente en cada paciente, "la identificación de enfermos con alto riesgo de mal pronóstico es fundamental, puesto que de esta forma se puede realizar una indicación más exacta de terapia biológica y se puede seleccionar el momento más adecuado para iniciar el tratamiento", concluyó la especialista.

nvestigadores españoles han identificado hasta cinco polimorfismos genéticos asociados al daño articular severo que sufren los pacientes con artritis reumatoide, según los datos del estudio que han sido presentados en el congreso anual del Colegio Americano de Reumatología, que se está celebrando estos días en Philadelphia (Estados Unidos).

En esta investigación han participado 632 pacientes con la enfermedad diagnosticada de seis servicios de Reumatología de otros tantos hospitales españoles. Gracias al desarrollo de un microarray de ADN, se han podido estudiar a la vez 69 polimorfismos de nucleótido simple (SNP, en sus siglas en inglés) de 49 genes diferentes, que anteriormente se habían seleccionado por su impacto potencial en el desarrollo de la artritis reumatoide.

De esta forma, "algunos biomarcadores genéticos podrían ayudar a identificar los distintos grados de severidad de la destrucción en las articulaciones", según señaló la doctora del Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña, Natividad Oreiro, directora de la investigación.

Según las conclusiones del estudio, la pérdida de espacio articular y las erosiones en manos y pies se asocian sobre todo con un polimorfismo en el gen SCGB1A1 mientras que otro polimorfismo en este mismo gen, además de en el gen MMP3, se asocia al desarrollo de erosiones articulares múltiples en manos y pies.

Por su parte, los polimorfismos en los genes PDCD1 e IL4R, sin embargo, están asociados con un menor desarrollo de erosiones. Por otro lado, las personas portadoras de un polimorfismo en el gen SCB1A1 y el gen SLC22A4 tienen mayor probabilidad de someterse a cirugía articular. "Quienes poseen estos SNPs duplican el riesgo de un tratamiento quirúrgico articular en comparación con aquellos que no los tienen", destacó Oreiro.

Teniendo en cuenta que se trata de una dolencia inflamatoria que puede darse de forma diferente en cada paciente, "la identificación de enfermos con alto riesgo de mal pronóstico es fundamental, puesto que de esta forma se puede realizar una indicación más exacta de terapia biológica y se puede seleccionar el momento más adecuado para iniciar el tratamiento", concluyó la especialista.

Autor: Salut i Força
Fuente: www.salut.org
_________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Medicina Osteoarticular,
Medicina predictiva y genómica, Medicina predictiva preventiva, Genética humana, Artritis reumatoide, Enfermedades crónicas, Enfermedades autoinmunes