viernes, 4 de septiembre de 2009

La biomedicina reduciría el gasto de la sanidad pública más de la mitad


Cursos de verano en Torres celebrados el pasado mes de Julio, donde el Dr. Mariano Bueno dió una conferencia.

Adelantarse a las enfermedades, detectarlas a tiempo y mimar el cuerpo de cada uno se planteó como la mejor fórmula para garantizar una vida saludable.

La medicina biológica tiene una implantación del 50 por ciento en el país. Es principalmente preventiva, pero también curativa, y su extensión, según Mariano Bueno, especialista en la Medicina Biológica y Antienvejecimiento y director del único máster y curso de experto sobre la materia, contribuiría a rebajar el gasto de la sanidad pública en un cincuenta por ciento. "Por un lado, se reduciría la incapacidad laboral transitoria y, por otro, caería el gasto farmaceútico porque no habría personas que tomaran permanentemente determinados fármacos, ya que podrían curarse", afirma el experto.a los profesionales que la ejercen no les gusta que se la catalogue como "alternativa", pero lo cierto es que se escapa de los estudios convencionales. Se basa en el análisis del genoma. "A través del perfil genético de una persona podemos saber a qué enfermedades tiene predisposición y cómo prevenirlas", expresó Bueno.

"No basta con acabar con el dolor de cabeza, sino en buscar las causas de estos síntomas y tomar remedios", explica. Citó el ejemplo de la artritis reumatoide, que surge por distintas causas, pero, sin embargo, el tratamiento que aconseja la medicina convencional es siempre el mismo. La biológica ha conseguido incluso curarla, según el especialista. Esta es la razón por la que cada vez más especialistas utilizan técnicas, sobre todo pediatras y ginecólogos, y las terapias para afrontar el cáncer también se combinan con metodos biológicos. Por todo ello, el experto aboga por que se incluya en la seguridad social, ya que la única forma para acceder a ella es privada.

Fuente: Diario Jaen

1 comentario:

Graciela Sutta dijo...

Estos temas me interesan sobremanera, porque estoy a favor de buscar siempre nuevas alternativas, nuevos caminos en la medicina para lograr mejores resultados, menos cruentos, menos tóxicos como son los fármacos tradicionales.Y apoyo la idea de que se le de a este tipo de medicinas un lugar en la salud pública puesto que al encararse en forma privada se hace muy difícil acceder a ellas.¿Será esa
justamente la razón de que no se las haga formar parte de la medicina pública?