viernes, 21 de agosto de 2009

La obesidad y el tabaco causan "hasta el 70%" de los cánceres, según miembro de la Asociación Española contra el Cáncer


María Graciela García Álvarez destaca que el cáncer se puede prevenir en un porcentaje muy elevado e insiste en la prevención.

María Graciela García Álvarez, oncóloga radioterápica del Instituto Madrileño de Oncología y asesora del comité técnico de la Asociación Española contra el Cáncer, advirtió este miércoles de que factores de riesgo como la obesidad o el tabaco son los causantes de "hasta el 70 por ciento de todos los casos de cáncer que existen".

Además de la obesidad --que incrementa el riesgo de padecer cáncer hasta en un 50%-- y del tabaco --que es un factor "importantísimo" para el desarrollo de tumores--, la experta mencionó otros factores como la exposición solar prolongada o una dieta inadecuada muy rica en grasas.

Así lo expuso ayer por la tarde en Laredo, donde impartió una conferencia sobre "La prevención y los nuevos tratamientos en cáncer", que se enmarca dentro de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC). García Álvarez aprovechó su intervención para recordar la importancia que tiene la prevención en las enfermedades cancerígenas.

En cualquier caso, la oncóloga destacó que el cáncer se puede prevenir "en un porcentaje muy elevado" de los casos, lo que depende de los citados factores externos. Explicó en este sentido que existen tres tipos de prevención: los tratamientos de prevención primaria, secundaria y terciaria.

En relación a los primeros, señaló que consisten en una serie de actuaciones para evitar que la persona entre en contacto con el agente cancerígeno. "El objetivo de esta prevención primaria es reducir la incidencia de cáncer", resumió.

Por su parte, la prevención secundaria pretende "diagnosticar a tiempo" un tumor, es decir, "romper" la evolución de un cáncer mediante un "diagnóstico temprano", incluso cuando el tumor no ha dado síntomas.

"Se puede conseguir un diagnóstico muy temprano en casos de cáncer de mama, pelvis y colon", subrayó la experta. A este respecto, citó dos estudios que han aparecido este año --uno en Estados Unidos y otro en Europa-- y que han sido "controvertidos" en cuanto a la disparidad en sus resultados, pero en los que se ha visto que con la prevención primaria se puede "reducir la incidencia" y, también, la "mortalidad" por cáncer, que es el objetivo marcado en la prevención secundaria.

Por último, la prevención terciaria se produce una vez que el cáncer ya ha aparecido. En este ámbito se engloban los tratamientos oncológicos y las medidas psicosociales para la rehabilitación del paciente.

Código europeo contra el cancer
Por otro lado, García Álvarez se refirió al Código Europeo contra el cáncer, un programa creado en 1985 y en el que se recogen puntos tanto de prevención primaria como de prevención secundaria.

Entre ellos figuran factores como no fumar, evitar la obesidad, hacer ejercicio físico, no consumir alcohol, tener hábito saludables de alimentación donde se incluyan las frutas y las verduras, entrar en el calendario de vacunas, con la vacuna de la hepatitis C o del papiloma humano, y mantener la seguridad en el trabajo ya que "existen una serie de trabajos en donde los empleados conviven con sustancias cancerígenas y ahí es realmente importante mantener una mínima seguridad".

Por último, la oncóloga se refirió a los nuevos tratamientos en radioterapia, ámbito que "en los últimos cinco años se ha revolucionado" que contrasta con periodos anteriores en los que a los médicos "se les escapaban muchos tumores y sólo se podían diagnosticar cuando estaban muy avanzados". Precisó así que en la actualidad se pueden hacer tratamientos que permiten administrar más dosis al tumor reduciendo la que se da a los tejidos y los órganos de alrededor. Por tanto, los índices de curación del tumor son mayores.

También habló del tratamiento de las "dianas moleculares" que son atacadas, principalmente, por los anticuerpos monoclonales y que se está desarrollando actualmente. "Los anticuerpos monoclonales van dirigidos contra una parte muy específica de la célula tumoral. Permiten controlar el tumor porque gracias a ellos se consigue destruir y evitar que las células tumorales se multipliquen. Consigue pararlo y hacer que desaparezca. Son tratamientos que se toleran bastante bien", concluyó, para resaltar que "hacer un buen diagnóstico es lo más importante para conseguir el tratamiento más adecuado".

Autor: E.P
Fuente: www.salutcomunitat.org
______________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Dejar de fumar, Dejar el tabaco, Tratamiento antitabaco, Sobrepeso, Obesidad, Adelgazar, Perder peso

No hay comentarios: