lunes, 24 de agosto de 2009

Dieta sin Levaduras y la Candidiasis


La candidiasis o cándidas parece mejorar cuando hacemos una dieta sin levaduras, sin alimentos fermentados o reduciendo los alimentos ricos en levaduras.

Eliminar las levaduras de nuestra dieta es realmente muy complejo ya que están en todas partes:

  • El extracto de levadura lo encontramos en muchos alimentos como cubitos o caldos concentrados, en muchos patés, etc.
  • La levadura de cerveza se vende como complemento alimenticio y a menudo también es un ingrediente en muchos complejos nutricionales (vitaminas y minerales).
  • Los hongos y las setas.
  • La levadura del pan (pan, pizzas, bollos, tartas, etc.).
  • Los quesos con moho (tipo Camembert, Roquefort, Saint Maure, Brie, Stilton, Gorgonzola Cabrales...). Suelen ser quesos de color verde o azulado y con olor muy fuerte. Tradicionalmente se venían produciendo en cuevas o lugares con una humedad del 90 %.
  • Bebidas alcohólicas. Destacan por su elevado consumo la cerveza, el vino y la sidra, pero de hecho todas las bebidas alcohólicas tienen un primer origen en una fermentación con levaduras.
  • El vinagre (de cualquier tipo) y aquellos alimentos que lo contengan (algunos aliños o salsas para ensaladas).
  • Alimentos fermentados como el choucrout, la salsa de soja, el tamari, los encurtidos o pickles, la mostaza, el Miso, el amasake, el Tempeh, Kombucha, etc.
  • El té negro (está fermentado) y el té Oolong (semifermentado). Ya que existen muchísimas variedades de té siempre recomendamos preguntar en la tienda de tes si el que vayamos a comprar es fermentado o no.

La limitación o eliminación de levaduras en la dieta de una persona con candidiasis o cuando hay sospecha de que pudiera haberla suele ser momentánea y será el médico o especialista quien deberá aconsejarlo.

Esto nos confirma que más que alimentos buenos o malos, en general se trata de averiguar que alimentos convienen a cada persona y en que momento.No se trata de volvernos obsesivos con la dieta sin levaduras sino de observar como nos sentimos tomando o dejando de tomar determinados alimentos.

Por supuesto a eso nos ayudará mucho el tener un médico o especialista consciente de la relación entre dieta y salud.

Fuente: Portal de salud y terapias naturales
_____________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Candidiasis, Candidiasis crónica, Candida, Candida albicans

1 comentario:

Julio Lozano Ibañez dijo...

Una manera de combatir y vencer fàcilmente a Càndida Albicans cuando se sale de su mìnima y necesaria participaciòn como comensal sapròfito intestinal, es partir de la consideraciòn, de que Bìfidobacterium, que debiera de estar presente en nosotros a tasas de dominio del medio intestinal,en estas condiciones, tolera la necesaria presencia de càndida, sin permitirle un crecimiento mayor. En los enfermos de leucemia y VIH Sida, la poblaciòn intestinal de càndida llega a niveles de patogènesis y sus nùmeros se descienden y controlan, administrando a estos pacientes, bifidobacterium activo, vìa oral, en nùmero suficiente.

En la cavidad oral de niños criados con biberòn, no son infrecuentes las infecciones de càndida en el paladar (algodoncillo), y una forma eficiente de combatirlo, es untando el paladar con un cultivo en leche, puro y viable en vivo de Lactobacillus Reùteri de cien millones/ml de conteo; reùteri, no tolera en absoluto la presencia de càndida a la que lleva al exterminio si la carga de Reùteri es elevada. Lo mismo ocurre en el sìndrome del "oido del nadador", en donde se aplica despuès del baño matinal y con un bastoncillo-hisopo, en el oido externo y la sintomatologìa desaparece prontamente (un dìa).

En las candidiasis vaginales, la sola reposiciòn del lactobacillus acidòphillus, tambièn cultivado en leche y a alta tasa de presencia, es suficientemente efectivo, repitièndose al principio el tratamiento tòpico y despuès de tarde en tarde, o segùn necesidades. Todo esto, es, sin alterar la ecologìa fisiològica y natural, con productos patentados y por tanto, con una gran independencia de laboratorios especìficos; de manera barata, ecològica y fàcil. En el piè de atleta, la aplicaciòn de Reùteri refacciona la flora de defensa y desaparece a Càndida reponiendo la normalidad, al igual, que si un individuo saludable y primitivo, habitante del bosque, se lamiera la planta de sus piès.

Desarrollar un producto biològico, en base a una bacteria ambivalente intestinal y ademàs, genèticamente modificada (cuando fracasan Bifidobacterium y Acidòphillus, Bacteroides y Escherichia, elevan su conteo y alcanzado el quorum, se comportan como patògenos y probablemente continuen estimulando al sistema inmunitario, pero no es improbable, que lo hagan lanzàndolo en contra el propio individuo), se presenta ante mi observaciòn como un proyecto, para matar pulgas a cañonazos.

Por la misma razòn, que es inadmisible utilizar un conservador en un alimento, cuando sin alterar en lo absoluto el caracter del mismo, y mediante un manejo fìsico puede prescindirse de aquel, utilizar un producto como el que motiva estos comentarios, lo miro como un despropòsito.

Saludos.