martes, 26 de mayo de 2009

Por primera vez en 30 años abordamos de manera biológica la osteoporosis


El doctor Serge Ferrari, catedrático de Genética y Medicina de Osteoporosis en la Facultad de Medicina de Ginebra, participó el pasado miércoles en el seminario que, patrocinado por Amgen, tuvo lugar en el marco del 35º Congreso Nacional de la SER. "Los tratamientos por vía subcutánea para la osteoporosis mejoran la adherencia", señala.

¿Qué ha supuesto el descubrimiento de la vía OPG/Rank-L/Rank en el desarrollo de tratamientos de la osteoporosis?

Creo que nos proporciona la primera oportunidad en 30 años de realizar un abordaje biológico a la enfermedad. Un anticuerpo monoclonal como denosumab es la primera alternativa real a otro tipo de fármacos como los bifosfonatos.

¿Qué implica que denosumab tenga una semivida de alrededor de un mes?

De hecho, la semivida biológica es más larga, de unos seis meses. Como ha señalado el doctor Pérez Edo en su presentación, la falta de adherencia en los tratamientos es un problema fundamental en el manejo de la osteoporosis, menor del 50 por ciento en muchos tratamientos semanales, por lo que administrar dosis menos frecuentes y por vía subcutánea, como en el caso de denosumab, facilitan el trabajo al doctor, con menos efectos adversos. Además, sabemos exactamente cuánto tiempo permanece el fármaco en el cuerpo y cuándo desaparece, a diferencia de los bifosfonatos.

¿Qué ventaja supone la administración por vía subcutánea de denosumab?

Los estudios de preferencia hechos a pacientes muestran que prefieren una inyección subcutánea cada seis meses a un comprimido a la semana. Cuando me hacen esta pregunta siempre pongo el ejemplo de la diabetes, porque la osteoporosis es también una enfermedad crónica: imagine lo útil que sería que tuviéramos un fármaco que, con una inyección, proporcionara insulina durante seis meses.

Fuente: Gaceta Medica.com- 24/05/2009
“Contenidos e Información de Salud, 2009”
___________________________________
Etiquetas: Medicina Biológica, Osteoporosis, Enfermedades crónicas

No hay comentarios: