lunes, 4 de mayo de 2009

Candidiasis vulvovaginal


La candidiasis vulvovaginal es la segunda causa más común de infección vaginal. Afecta principalmente a mujeres entre 20 y 40 años, y entre el 50 al 72% de las mujeres la han presentado por lo menos un episodio en el transcurso de su vida.

Se incluyen pacientes con cultivos positivos para Cándida, con un amplio espectro de síntomas, desde ausencia total de síntomas hasta la presencia florida en la enfermedad severa.

Se clasifican en:
- Vulvovaginitis
- No complicadas
- Complicadas

Frecuencia:
- Esporádica
- Recurrente

Intensidad:
- Leve a moderada
- Severa

Agente etiológico:
- C. Albicans
- No C. albicans

Huésped:
- Normal, no gestantes
- Anormal (diabetes, inmunosupresión)

Factores de riesgo

1. Relaciones sexuales: incrementa marcadamente la frecuencia de la candidiasis vulvovaginal. No se ha encontrado relación con el número de compañeros sexuales, pero sí se relaciona con el contacto oral-genital.
2. Contracepción: se relaciona con dosis elevadas de estrógenos (anticonceptivos orales de primera generación). El intercurso sexual con el uso de diafragma y espermicidas en los 3 días precedentes se relaciona con un incremento marcado en la colonización por Cándida. También se asocia con el uso de esponja contraceptiva vaginal y dispositivo intrauterino.
3. Lavado y productos de higiene femenina: se ha establecido la asociación entre el lavado como factor predisponente para candidiasis recurrente.
4. Antibióticos: Tanto antibióticos como formulaciones tópicas de yodo, metronidazol o clindamicina.

La principal especie de Cándida involucrada es la C. albicans, pero se ha reportado un aumento de la incidencia de C. glabrata.

La clínica incluye prurito vulvovaginal, irritación, dolor, dispareunia, quemazón, y flujo blanquecino caseoso.

Investigación diagnóstica y estrategia en mujeres con vulvovaginitisEn caso de vaginitis sintomática con examen pélvico anormal, se debe realizar microscopía directa (usando solución salina, hidróxido de potasio al 10% y estimación de pH):

1. Si la microscopía es negativa: realizar cultivo y comenzar terapia antimicótica solamente en pacientes con síntomas severos.
2. Si la microscopía es positiva: no es necesario el cultivo, tratar con antifúngico si el pH es menor de 4,5 y no presenta leucocitosis; en caso de presentar pH > 4,5 con leucocitosis se debe considerar infección mixta.

Autor: intermiedicina
Fuente: intermedicina.com
___________________
Etiquetas: candidiasis, candida, cándida, picor vaginal , Medicina Biológica, Candidiasis crónica

No hay comentarios: