miércoles, 15 de abril de 2009

La medicina funcional y las enfermedades reumáticas (1 de 2)

Nos vamos a referir a las experiencias del más importante oligoterapeuta de todos los tiempos, el Dr. Henry Picard que fue Presidente de la “Société” médical d´Etude des oligo-elements y Miembro de la Société française d´Hydrologie et de Climatologie.

Como médico del balneario de Bourbonne-les-Bains, especializado en enfermedades reumáticas, comenzó en 1956 a prescribir Oligoelementos a este tipo de pacientes, y especialmente a los artrósicos.

A lo largo de los años, y en equipo con otros reumatólogos franceses, realizaron un estudio de más de 50.000 enfermos artrósicos con un 70% de evoluciones favorables. Durante este tiempo, se indicó el tratamiento no solamente a los pacientes que permanecían temporalmente en el balneario, sino sobre todo, a aquellos que por su impotencia funcional no podían acudir a este tipo de establecimiento.

Los resultados eran invariables en todos los casos. El mismo relata en su libro “Vaincre L´arthrose” de Editions du Rocher, que un 60% de pacientes artrósicos tratados insistían en manifestarle su satisfacción frente a la prolongada atenuación de sus dolores y de sus rigideces articulares. En particular, cientos espondilartrósicos le aseguraban no haber tenido, desde hacía años, su columna tan indolora y notado tan poco los cambios de tiempo.

En vista de semejantes resultados decidió, junto con otros colegas crear en 1973 una asociación médica para investigar en profundidad sobre la oligoterapia. Fundaron la “Sociedad Médica para el estudio de los Oligoelementos”. Fruto de las diversas investigaciones realizadas desde entonces por este grupo, se ha constatado:

1.- La utilidad del Fósforo en los estados que predisponen a la artrosis entre los jóvenes, es decir, entre las osteocondritis juveniles y las condromalacias. Añadiendo fósforo sistemáticamente al tratamiento de los jóvenes afectos de osteocondritis y a los artrósicos de menos de 35 años mejoran más rápidamente y mejor que el mismo tipo de pacientes tratados sin fósforo. También es efectivo para tratar las contracturas musculares.

2.- La utilidad del Cobre para el tratamiento de las enfermedades víricas y los reumatismos inflamatorios agudos y crónicos con excelente resultado. También frente a las complicaciones inflamatorias de la artrosis, tales como crisis agudas de lumbalgias, ciáticas y cervicalgias que tienen carácter inflamatorio se consiguieron unos resultados sorprendentes por su efecto antiinflamatorio. Es más se ha constatado que tanto en el caso asociado a la aspirina, como a los AINE su efectividad es mayor que si no se asocia con ellos.

3.- Ya que en la artrosis, la nutrición ósea se encuentra disminuida es muy eficaz el Cobalto, por el potenciamiento vascular que produce.

4.- Es muy importante el aporte de Azufre, para la nutrición del cartílago articular.

5.- Dada la constitución típica del paciente artrósico, aportaremos Manganeso al tratamiento, siguiendo las enseñanzas del Dr. Menetrier, creador de la oligoterapia.

6.- El Litio es muy efectivo para la terapia del fondo depresivo que a veces padecen los artrósicos.

7.- Para aumentar la vitalidad en estos pacientes, asociaremos Iodo.

8.- También es importante el aporte de Potasio y Magnesio por su efecto antiálgico y la regulación del metabolismo celular.

9.- Por último, es necesario al Flúor para la normalización del metabolismo fosfo-cálcico.

Reglas de la prescripción de los oligoelementos catalizadores
El “liquido puro” se mantiene en la boca 1 ó 2 minutos antes de tragarlo, mejor en ayunas.

En el medio bucal, la solución es atacada por la saliva, disociándola y liberándola del metal débilmente ionizado, el cual se encuentra en contacto directo con la mucosa en la red capilar, cuyas capacidades de absorción son sobradamente conocidas.

(continúa . . .)

Autor: Dr. Mariano José Bueno Cortés.
Fuente: Biosalud - Instituto de Medicina Biológica y Antienvejecimiento

No hay comentarios: