lunes, 9 de marzo de 2009

Definiciones, efectos y consecuencias del hábito de fumar (2 de 2)


(... continúa)
El asma

El asma, una afección respiratoria caracterizada por una disnea episódica al expulsar el aire, es un trastorno inflamatorio que afecta a las vías bronquiales. Entre los síntomas del asma, se encuentra una inflamación del epitelio bronquial con una notable hinchazón en forma de edema, una bronco-constricción con contracción de los músculos bronquiales lisos, conocida como espasmo, y una secreción excesiva de moco. Esto provoca una obstrucción parcial de las vías bronquiales, lo que da lugar a una resistencia de las vías respiratorias que, a su vez, conlleva un aumento del esfuerzo respiratorio. El asma se manifiesta porque el paciente presenta dificultades para exhalar, respiración sibilante y dificultad para respirar con disnea o problemas respiratorios significativos que resultan más o menos molestos según el caso.

Por tanto, el asma se manifiesta por una bradipnea al inspirar: en esta ocasión, los músculos que se utilizan para respirar, que normalmente sólo se estimulan cuando se llenan de aire (inspiración), también se ven obligados a hacer un esfuerzo al extraer el aire de los pulmones (expiración), lo cual ocasiona problemas respiratorios.

En los casos más serios, se habla de asma agudo o afección asmática, sobre todo si el ataque es prolongado. El paciente no puede hablar y se vuelve cianótico, suda, y sufre pausas respiratorias que pueden provocar la muerte.

Existen varios factores que pueden originar los ataques de asma, principalmente el humo de los cigarrillos, que provoca una hiperexcitabilidad bronquial conocida como asma intrínseco. Por tanto, la adicción al tabaco, tanto activa como pasiva, es muy perjudicial para un asmático, ya que provoca ataques repetidos y violentos. La cantidad de asmáticos está aumentando, sobre todo entre la población infantil; la inhalación del humo de un cigarrillo no hará más que empeorar su dificultad para respirar.

Cáncer

Más concretamente, la palabra cáncer es un término general que se emplea para designar cualquier enfermedad en la que determinadas células del cuerpo humano se dividen de forma incontrolada. Las nuevas células que nacen de estas divisiones pueden formar un tumor maligno o neoplasma, o bien extenderse por todo el cuerpo. Pueden distinguirse varios tipos de cáncer: cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer de útero, cáncer de piel, cáncer de próstata, etc.

Existen varios factores que contribuyen a que una persona contraiga cáncer; estos factores se denominan carcinogénicos o cancerogénicos. Estos factores pueden ser genéticos (es decir, presentan un elemento hereditario) o bien medioambientales (debidos a la contaminación, la alimentación, las radiaciones, principalmente del sol, y las infecciones contraídas a través de determinados gérmenes).

El tabaco es un factor de riesgo sumamente alto para determinados cánceres (pulmón, boca, laringe, garganta, riñón, cuello del útero, intestino, etc.)

Actualmente sabemos que el tabaco es la causa principal del cáncer de pulmón (85% de los casos), así como una causa importante en los cánceres de garganta. Este riesgo es inherente al tabaco: se encuentra principalmente en la nicotina, que es un componente carcinogénico, y en sus aditivos, sea cual sea el método de consumo utilizado (cigarrillo, puro o pipa).

La tos

La tos es un fenómeno reflejo debido a una irritación, mediante el cual el aire de los pulmones se expulsa de forma repentina. La tos puede ser seca o productiva, según si va acompañada o no de la expulsión de todo tipo de mucosidad que esté bloqueando las vías respiratorias. La tos es una contracción espasmódica repentina, a menudo repetitiva, de la cavidad torácica, que provoca una expulsión violenta de aire por los pulmones, y normalmente va acompañada de un sonido distintivo. La tos suele estar provocada por la necesidad de deshacerse de una acumulación de flema en la parte posterior de la garganta; el aire puede desplazarse por esta zona a una velocidad de hasta 480 km/h.

La tos también puede verse inducida por una situación en la que un alimento entra en la traquea en lugar de hacerlo en el esófago, debido a un defecto de la epiglotis. Pero una tos crónica y frecuente suele indicar la presencia de una enfermedad. Al obstruir los pulmones, el tabaco suele provocar muy a menudo toses violentas y productivas, un signo de advertencia de una patología más importante.

Dependencia

La dependencia es un estado en el que una persona siente la imperiosa necesidad de inhalar una sustancia tóxica debido a la repetida absorción de dicha sustancia.

La dependencia de un producto supone la necesidad de consumir regularmente el producto en cuestión, de tal forma que se evita la aparición del síndrome de abstinencia. La dependencia de un producto provoca diversos problemas físicos y mentales. Se habla de dependencia desde el momento en que uno toma conciencia de, al menos, tres de los siguientes síntomas durante un período de 12 meses: * Tolerancia (cuando es necesario tomar una dosis mayor para conseguir el mismo efecto) * Aumento de la cantidad consumida o de la duración del consumo * Es necesario un esfuerzo para controlar el consumo * Abandono de una actividad debido al consumo * Persistencia en el consumo a pesar de los problemas físicos o mentales relacionados con el consumo del producto.

La dependencia del tabaco consiste en un consumo excesivo e incontrolado de cigarrillos. Además del malestar social que produce, esta dependencia también provoca diversas enfermedades, como cánceres, accidentes cardiovasculares y bronquitis crónicas, que a su vez pueden provocar la muerte del individuo. La dependencia del tabaco también es perjudicial para el entorno del fumador, debido a la inhalación del humo del cigarrillo.

La adicción al tabaco

La adicción al tabaco es una forma de envenenamiento, una adicción a una droga debido al abuso del tabaco. La adicción al tabaco afecta tanto a la persona fumadora como a su entorno, ya que crea una adicción al tabaco pasiva, que, para una persona no fumadora, consiste en inhalar de forma involuntaria el humo del tabaco de otra persona. La adición al tabaco consiste en un consumo excesivo de tabaco, ya sea en forma de cigarrillos, puros o pipa. La adicción al tabaco afecta a más de 1.100 millones de personas en todo el mundo y es causante de numerosas patologías que pueden provocar la muerte (cánceres, accidentes cardiovasculares, problemas respiratorios, etc.).

El abandono

Para el fumador, el abandono consiste en dejar por completo el consumo de tabaco, ya sean cigarrillos, puros o pipa. El abandono es un período doloroso durante el cual se debería buscar apoyo médico y psicológico. El abandono del tabaco es importante, ya que llevará a un abandono total del consumo de cigarrillos y evitará complicaciones patológicas para el individuo.

Etiquetas: Medicina Biológica, Dejar de fumar, Métodos para dejar de fumar, Tabaco

1 comentario:

asma bronquial dijo...

Está demostrado las consecuencias que puede ocasionar el humo del tabaco a los niños, ya que de forma pasiva absorben el humo lo cual los convierte en fumadores pasivos. Lo que incrementa el riesgo de padecer del asma bronquial, en esta pagina también pueden encontrar información valiosa sobre esta enfermedad http://www.findrxonline.com/articulos-medica/asma.html, sus causas, prevención y tratamiento.