miércoles, 18 de febrero de 2009

Unidad de Medicina Antitabaco


Esta unidad ofrece la posibilidad de abandonar el hábito de fumar de una forma cómoda y eficaz. Evitando aumentar de peso, la aparición de ansiedad, estrés y otros trastornos que finalmente hacen inviable la decisión de dejar el tabaco.

Fumar es la causa más frecuente de muertes que pueden evitarse. Las personas fumadoras de cigarrillos tienen una expectativa de vida considerablemente disminuida con respecto al resto de la población. Algunos autores han estimado que se pierden 5,5 minutos de vida por cada cigarrillo que se ha fumado. En una persona de 30 a 35 años que fuma dos paquetes de cigarrillos diarios, la expectativa de vida disminuye entre 8 y 9 años, en relación a una no fumadora de la misma edad. Estudios recientes indican que la exposición al humo de los cigarrillos fumados por otra gente y otros productos del tabaco, producen al año la muerte de miles de personas que no fuman.

Algunos de los efectos negativos que provoca el tabaco son:

-Aumento del nivel de monóxido de carbono en la sangre y reducción de la cantidad de oxígeno disponible para el cerebro y otros órganos.
-Menopausia prematura y mayor riesgo de osteoporosis en mujeres mayores.
-Envejecimiento prematuro de la piel.
-Mayor riesgo de abortos, muerte súbita del bebé y poco peso al nacer en bebés de madres fumadoras.
-Daño a los pulmones y aumento de riesgo de cáncer de pulmón, enfisema y bronquitis crónica.
-El riesgo de ataque cardiaco aumenta de 2 a 4 veces.
-Aumento del riesgo de cáncer de laringe, boca, esófago, vejiga, riñones y páncreas.

Para determinar el grado de afectación existente en el organismo como consecuencia del tabaco, en Biosalud realizaremos las siguientes pruebas:

Espirometría
La espirometría es una prueba indolora que nos valorará el estado funcional de los pulmones y, con ello, lo afectados que están por el tabaco. Asimismo, podremos evaluar la mejora creciente y progresiva de la función pulmonar conforme pasan las semanas sin fumar.

D-ROM'S TEST
Uno de los mecanismos por los que el tabaco produce efectos nocivos es por la creación de radicales libres. Este aparato nos permite medir el nivel de radicales libres en sangre capilar y nos indica el grado de estrés oxidativo. Con ello calcularemos la dosis adecuada y el tipo de antioxidantes para contrarrestar los efectos nocivos y disminuir o evitar el síndrome de abstinencia.

Una vez valorado el resultado de la espirometría y del test de radicales libres, se prescribe un tratamiento personalizado a cada paciente, consistente en:

Biorresonancia
Tratamiento biofísico que estimula la eliminación de las sustancias toxicas acumuladas por el tabaquismo, elimina de la memoria celular la información del tabaco y disminuye el deseo de fumar una vez que se ha abandonado dicho hábito.

Acupuntura
Consiste en la estimulación de varios puntos energéticos que producen un reequilibrio de las energías del paciente, consiguiendo con ello tranquilizar y eliminar la ansiedad a través de la liberación de endorfinas. Asimismo, también actúa liberando las toxinas del organismo por la estimulación de las funciones de los principales órganos de eliminación.

Los tratamientos que se realizarán en casa son:

- Suplementos dietéticos.
- Medicamentos homeopáticos.
- Flores de Bach.
- Fármacos si fuera necesario.
- Dieta desintoxicante.

Más información sobre ésta y otras unidades en Biosalud

No hay comentarios: